SATSE traslada al SAS “el malestar de los fisioterapeutas”


SATSE exige que "se reconozca la capacidad y autonomía profesional de los fisioterapeutas para que no se recorten sus competencias"

Fisioterapeuta con un enfermo de coronavirus./Foto: Satse fisioterapeuta
Fisioterapeuta con un enfermo de coronavirus./Foto: SATSE
Fisioterapeuta con un enfermo de coronavirus./Foto: Satse fisioterapeuta
Fisioterapeuta con un enfermo de coronavirus./Foto: SATSE

El Sindicato de Enfermería, SATSE, en Andalucía ha trasladado a la Dirección General de Personal del Servicio Andaluz de Salud las reivindicaciones de los fisioterapeutas en materia de reconocimiento de competencias y ha puesto de manifiesto “el malestar de los profesionales”. 

Según ha expuesto el sindicato, “la actual Cartera de Servicios del SAS supone un importante retroceso en la profesión, en la independencia del fisioterapeuta y un posible engaño a la ciudadanía”.

SATSE entiende que la oferta clínico-asistencial del SAS, “lejos de reconocer la capacidad profesional de los fisioterapeutas recogida en diferentes marcos legales, infravalora a esta profesión relegándola a un plano técnico en la que se convierte al profesional en un mero aplicador de técnicas de Fisioterapia, obviando las funciones de valoración, diagnóstico, valoración de evolución e informe de alta”. 

Recuerdan desde el Sindicato de Enfermería que la Fisioterapia es una profesión sanitaria de conformidad con la Ley 44/2003, de 21 de noviembre de ordenación de las profesiones sanitarias, en la que se establece en su artículo 7.2.b que “corresponde a los fisioterapeutas  la prestación de los cuidados propios de su disciplina, a través de tratamientos con medios y agentes físicos, dirigidos a la recuperación y rehabilitación de personas con disfunciones o discapacidades somáticas, así como a la prevención de las mismas”.

Haciéndose eco de las reivindicaciones de los profesionales y del propio Colegio de Fisioterapeutas, SATSE ha insistido en que “estos profesionales sanitarios no necesitan prescripciones de ningún médico para realizar sus tratamientos y que, por lo tanto, pueden hacerlo con plena autonomía científica y técnica formando parte del equipo multidisciplinar para la mejora de la asistencia sanitaria a los pacientes“. 

La Fisioterapia, según SATSE, no se prescribe, al fisioterapeuta se deriva, por lo tanto, ha exigido al SAS que “se modifique y actualice la Cartera de Servicios de Fisioterapia para que no se recorten las competencias, pues ello va en detrimento de la profesión y de la calidad asistencial de la ciudadanía”.

La Dirección General de Personal del SAS, atendiendo las reivindicaciones de SATSE y del Colegio de Fisioterapeutas, “se ha comprometido a estudiar cambios en la actual Cartera de Servicios”.