El TSJA anula una sentencia que concedía un permiso de 20 semanas por partenidad


El Alto Tribunal andaluz no admite el recurso al entender que la medida no está contemplada en el convenio colectivo del Ayuntamiento

permiso Sede del TSJA en Granada. condenado
Sede del TSJA en Granada. /Foto: LVC
permiso Sede del TSJA en Granada. condenado
Sede del TSJA en Granada. /Foto: LVC

La Sección Primera de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha anulado una sentencia de un Juzgado cordobés por la que se concedía a un funcionario municipal un permiso adicional de hasta 20 semanas que le había negado el Ayuntamiento.

Este funcionario solicitó la ampliación del permiso por paternidad, algo que le fue negado por el Ayuntamiento en abril del pasado año bajo el argumento de «no encontrarse este permiso incluido en el Convenio de los Empleados de este Ayuntamiento”.

Agotada la vía administrativa, el afectado recurrió a la Justicia y el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de Córdoba le dio la razón. El fundamento estaba en la modificación realizada en 2018 de la Ley para la promoción de la igualdad de género en Andalucía, que contemplaba que el padre «dispondrá de un permiso adicional irrenunciable y retribuido con una duración que, sumada a la del permiso de paternidad, alcance un período de descanso total de veinte semanas».

El permiso no está en el convenio

Ahora, el TSJA vuelve del revés esta situación. Por una parte explica que la aplicación de este permiso que tiene que realizar de forma progresiva y, por otra, que «la incorporación de esta medida en los correspondientes convenios colectivos del personal del sector público andaluz deberá llevarse a cabo de forma que garantice el cumplimiento de este calendario”, algo que aún no ha realizado el Ayuntamiento.

Como no figura aún en el convenio municipal ni se puede disfrutar ni el juez lo puede imponer. Para justificar esto apela a la exposición de motivos de la Ley reguladora de la Jurisdicción Contencioso Administrativa donde se afirma que «el recurso contencioso-administrativo, por su naturaleza, no puede poner remedio a todos los casos de indolencia, lentitud e ineficacia administrativas, sino tan sólo garantizar el exacto cumplimiento de la legalidad”.