La avenida de Trassierra: una asignatura pendiente


Los vecinos afirman desconocer el proyecto que va a ejecutar la Gerencia de Urbanismo

avenida
Isabel Ambrosio, con los vecinos. /Foto: LVC
avenida
Isabel Ambrosio, con los vecinos. /Foto: LVC

Los vecinos del entorno de la avenida de Trassierra llevan tres décadas esperando una remodelación de la misma, que consiste en la demolición de unas viviendas para la ampliación de la calzada y aceras. La portavoz del PSOE, Isabel Ambrosio, y los miembros del Consejo de Distrito Noroeste han señalado que no tienen noticias de cuándo se va a acometer este proyecto que llegó a figurar en el presupuesto municipal del pasado año con la cantidad de 1,8 millones de euros.

Ambrosio ha señalado que en estos 30 años “se han dado pasos muy cortos” y ha defendido que durante su mandato al frente del gobierno municipal se llevó a cabo la expropiación de dos de las tres viviendas previstas, pero esta acción “está paralizada y no tenemos información”.

Ha señalado que también que a los vecinos se les está diciendo desde mayo de 2021 que el derribo “es inminente”, pero aún no han llegado las máquinas a la avenida del Aeropuerto. El problema, añade Ambrosio, con que cuenta esta reforma de la avenida es que “en los presupuestos de 2021 había 1,8 millones para acabar la avenida y ahora están en prórroga y las inversiones no se trasladan al año siguiente”.

La avenida es un cuello de botella

La presidenta del Consejo de Distrito, Teresa Caballero, ha calificado esta obra en la avenida de Trassierra como “una reivindicación histórica”, ya que la situación actual es un problema para los vecinos y para los que pasan por la misma, porque “cuando oscurece, el cuello de botella es un peligro”. 

Ese cuello de botella está formado por las tres viviendas que hay que derribar. Será entonces cuando se ejecute un proyecto de la Gerencia de Urbanismo que los vecinos afirman desconocer, por lo que no saben cómo quedará la avenida. “Estamos cansados de que se nos engañe”, concluye Caballero.