La enfermería cordobesa se pone seria


El Colegio profesional presenta un decálogo de reivindicaciones y demandas que se han visto reforzadas por la pandemia

Satse
Sanitarios./Foto: Satse

“Comenzamos a elaborar este decálogo en 2019. Tras dos años de pandemia se han demostrado más necesarias estas reivindicaciones”, ha dicho Enrique Castillo, presidente del Colegio Oficial de Enfermería de Córdoba en la presentación de un ‘decálogo’ que además de demandas profesionales y laborales supone una radiografía muy precisa de la situación actual de la enfermería en Andalucía y en Córdoba.

foto1 decalogo
Enrique Castillo, presidente del Colegio de Enfermería de Córdoba / Foto: LVC

De hecho, desde el Colegio se han preocupado en preguntar a los cordobeses a través de una encuesta y más de un 50% de los usuarios – que podemos ser todos en un momento dado- reconoce la sobrecarga laboral de estos profesionales. Córdoba, según el Colegio, posee una ratio de 548 enfermeros por cada 100.000 habitantes, “una de las más bajas de España”, ha dicho Castillo, que ha recordado que la ratio ideal según la OMS es de 917. El aumento de ratio, por tanto, es uno de los puntos más importantes de esta lista que también recoge demandas sobre las condiciones laborales y profesionales, el desarrollo formativo y el papel que la enfermería tiene en la prevención y educación para la salud.

Los sueldos según donde se ejerza

No es lo mismo ser enfermero en el País Vasco que en Andalucía. En España el salario bruto anual de un enfermero sin contar productividad oscila entre los 26.000 euros y los 30.000 euros brutos anuales. Una enfermera del SAS percibe de media 27.571 euros. Si trabajara en el País Vasco su sueldo subiría hasta los 5.000 euros brutos anuales más que en Córdoba. El Colegio exige que se actualicen las retribuciones y sobre todo se preste particular atención a las mismas en el sector privado, donde las condiciones y las exigencias son más duras que en la sanidad pública.

Reconocer las especialidades

Por el contrario la sanidad privada sí define las especialidades en la profesión como la Pediátrica, la Obstétrico-Ginecológica o la de cuidados quirúrgicos. Los enfermeros cordobeses denuncian que algunas de las especialidades – como la geriátrica- no están plenamente reconocidas por el Servicio Andaluz de Salud, y por tanto el SAS tampoco valora la experiencia de los profesionales con elevada experiencia en residencias de mayores o mutuas de accidentes de trabajo, centros sanitarios concertados.

Sistema de acreditación en Andalucía

Los enfermeros cordobeses solicitan la equiparación de reconocimiento de la carrera profesional con otras comunidades autónomas y para ello piden que el SAS cambie el actual modelo por un sistema más justo y menos burocratizado, eliminando el actual modo de evaluación de la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía. 

El grupo A1 y el ‘ninguneo’

En la administración pública en grupo A es el mejor remunerado y el requisito principal para acceder a él es contar con un título universitario. En el subgrupo 1 se exige tener la titulación de Licenciatura, Ingeniería, Arquitectura o equivalente. El Colegio recoge en su decálogo la necesidad de reconocer a la enfermería en este subgrupo “ya que son profesionales con título universitario de Grado que cuentan en muchos casos con formación de postgrado”. No solo mejoraría la retribución sino las funciones, puesto que podría alcanzar puestos de gestión en la función pública. 

Por otra parte muestran su malestar con lo que consideran un ‘ninguneo’ y ‘desprecio’ a los más de 4.500 profesionales cordobeses por parte de la Consejería de Salud que no ha contado con la enfermería para el diseño y desarrollo de la nueva estrategia de Atención Primaria en Andalucía. 

La ‘huida’ de las residencias geriátricas

Particularmente preocupante es la falta de equiparación y reconocimiento de las enfermeras que desarrollan su labor en las residencias de mayores ya que, según el Colegio de Enfermería esto está provocando la “huida” de las profesionales cordobesas del sector con un agravante añadido: se cubren los puestos de trabajo con otros perfiles ” que no tienen la cualificación ni las competencias que exige la atención a un mayor o a un paciente crónico”

Atención Primaria y enfermería escolar

La pandemia ha puesto de relieve el papel que la enfermería presta en campañas como la de vacunación o los cuidados necesarios ante el Covid-19. Solicitan estos profesionales una redefinición, con atención finalista, de las denominadas ‘consultas de acogida’, así como  la necesaria presencia en los centros escolares, que ayuda al fomento de hábitos saludables, vacunación y atención al alumnado con enfermedades crónicas.

Más plazas para estudiantes de enfermería

En este decálogo también se recoge la necesidad de crear más plazas de las actualmente ofertadas (126) en la Facultad de Medicina y Enfermería de la UCO, que consideran insuficientes ante las necesidades del sistema sanitario y fundamentales “para asegurar el relevo generacional en la profesión”

En la presentación de este documento el Colegio de Enfermería de Córdoba ha vuelto a reclamar a la Consejería de Salud y Familias la renovación de los llamados ‘contratos Covid’ después de que más de 3.000 profesionales, en toda Andalucía, no fueran renovados el pasado 31 de octubre, lo que ha provocado, según indican, “que muchas enfermeras se hayan marchado a trabajar a otras regiones, especialmente a Cataluña”. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here