IU lamenta que 2022 empiece “sin visos de presupuesto” por “la incompetencia de Bellido”


Pedro García afirma que “no ha habido movimientos para negociar las cuentas ni para recibir aportaciones" de la oposición

presupuesto
Pedro García. /Foto: LVC
presupuesto
Pedro García. /Foto: LVC

El grupo de IU en el Ayuntamiento de Córdoba ha lamentado que la ciudad vuelva a comenzar el año “sin visos de presupuesto municipal” por la “manifiesta incompetencia” del gobierno de Bellido. El portavoz de esta formación, Pedro García, ha recordado que “no hay noticia alguna sobre las cuentas que PP y Cs dicen haber diseñado para 2022”, lo que indica que “el gobierno municipal con más altos cargos, y por tanto también el más caro de la historia, ha estado de brazos cruzados pese a los importantes retos que afronta Córdoba este ejercicio”.

Desde IU han lamentado que PP y Cs estén “sumidos en la autocomplacencia” y hayan olvidado “las críticas que vertían sobre el anterior gobierno municipal cuando eran oposición”. Iniciado ya el año 2022, “no ha habido movimientos para negociar las cuentas ni para recibir aportaciones de los grupos que componen el Pleno”, lo que lleva a pensar que “Bellido no tiene prisa alguna en aprobar el presupuesto ni preocupación por incumplir la ley de haciendas locales”.

El presupuesto, en manos de Vox

García ha manifestado que “la aparente falta de preocupación de Bellido sobre la negociación del presupuesto tiene un por qué”, y es que “en 2022 volverá a ser la ultraderecha la que decida sobre las cuentas municipales, imponiendo a cambio su sello reaccionario”.

El portavoz de IU ha recordado que el presupuesto “es una herramienta fundamental para la gestión municipal”, especialmente en un contexto en el que “Córdoba necesita apuntalar la senda de la recuperación económica con apoyo al tejido empresarial local y proteger a la población más vulnerable, que se está llevando lo peor de esta crisis derivada de la pandemia”.

Para IU, el alcalde “no puede fiarlo todo al proyecto de la base logística, que se ha convertido en su comodín pese a que su papel en esta iniciativa ha sido nulo”. Tampoco a “una vuelta a la ‘normalidad’ y a las fórmulas de ultradependencia del turismo que han mostrado durante la pandemia su debilidad y su cara más peligrosa”. Por todo ello, el grupo ha señalado que las cuentas para 2022 deben “contribuir a un cambio de modelo y garantizar una ciudad vivible”.