Hic sunt dracones


A la cabalgata de Córdoba hace falta darle otra vuelta y no de recorrido, precisamente

Cabalgata 2022. /Foto: Jesús Caparrós

No hace mucho tiempo uno podía ver un dragón verde en el pasillo si se equivocaba de pastilla para dormir y además la mezclaba con anís Machaquito. Ahora se puede estar completamente sobrio y sin embargo ver dragones. El de Cabalgata de Reyes de Córdoba casi se ha convertido en tradicional. 

Si el PP estuviera en la oposición, hoy estaríamos asistiendo a mañaneras ruedas de prensa o envío de declaraciones con grandes críticas a la pérdida del sentido navideño y religioso de la cabalgata. Lo sé yo y lo sabe usted sin necesidad de tirar de hemeroteca. Ocurre que hoy, o ayer, el dragón hizo acto de aparición en una cabalgata de un Ayuntamiento gobernado por unos populares que seguramente se centren en lo positivo de haber podido celebrar una cabalgata teniendo en cuenta, además, que el año pasado ‘la de los globos’ ni pudo verse, a pesar de la buena voluntad y el empeño de querer que nuestros niños no se nos traumen si un año no tienen cabalgata. Lo que ocurre es que el trauma es hoy para los mayores que se sorprenden con los dragones, Harry Potter y esos extraños y terroríficos ninots que representan a los bomberos. Por favor, que alguien les diga al servicio de extinción de incendios que no hace falta que los/ nos maltraten así, que ya los queremos, y reconocemos y respetamos su encomiable labor. Y tampoco deberían asustar a nuestros infantes.

cabalgata 2022 05
Cabalgata 2022. /Foto: Jesús Caparrós

Como adelantaba nuestro compañero de ABC Córdoba, Rafa Ruiz, en su Twitter, ayer era el día “de dejarse de pegos y dedicarnos a criticar a la cabalgata”. Y no porque vayamos predispuestos ni nos guste poner faltas, sino porque es inevitable. Sobre todo si comparamos con otras capitales, con otros municipios. 

Nuestro ex-compañero en este periódico y colega por lo demás, el señor Fresno, aporta un dato significativo: “Gobierne quien gobierne”. Y no le falta razón. La cabalgata cordobesa es transversal a los equipos de gobierno. Con Ambrosio también tuvimos un dragón y una furgoneta del Botánico que parecía una plantación indoor de marihuana. Palabrita. Pero todo eso se puede superar. Ahora además de nuestro propio dragón navideño, contamos con las supermanas de género. Y un Batman de cuota. Van al portal de Belén a adorar al niño, claro. 

Se podría poner el foco en la organización de la Federación de Peñas, como encontramos en muchos comentarios en las redes sociales, pero sería injusto culparles de la falta de espíritu navideño y del exceso de carnaval. El problema posiblemente esté en el cuñadismo generalizado de colocar a gente en una cabalgata que quizá con todo el buen ánimo de aportar algo bonito al desfile se equivocan de fecha. Y si además aparece el dragón, la cosa se presta más a lo confuso tanto cultural como estacionalmente. 

Por lo demás sí hay que aplaudir lo arriesgado de tomar una decisión impopular pero necesaria sobre no lanzar caramelos ni juguetes. A veces a estos obsequios los carga el diablo y suelen colarse regalos poco apropiados, con lo que la crítica política habría subido de nivel y andaríamos varios días entretenidos. Pero pandemia obliga y mejor es no tentar a la tasa de incidencia.

cabalgata 2022 19
Cabalgata 2022. /Foto: Jesús Caparrós

Y las carrozas de Sus Majestades, en honor a la verdad, son muy bonitas. Lo que ocurre es que nos despista todo lo demás. Los dragones, principalmente. 

cabalgata 2022 10
Cabalgata 2022. /Foto: Jesús Caparrós

 

1 Comentario

Comments are closed.