El Movimiento Ciudadano se movilizará para evitar el cierre de los centros cívicos


Afirma que "sigue sin haber una hoja de ruta clara de cobertura de los puestos de trabajo vacantes"

centros centro cívico movimiento ciudadano
Centro Cívico Fuensanta. /Foto: LVC
centros centro cívico movimiento ciudadano
Centro Cívico Fuensanta. /Foto: LVC

El Consejo del Movimiento Ciudadano ha urgido al gobierno municipal a adoptar decisiones efectivas para mejorar la situación de los centros cívicos tal y como se prometió hace tres meses.

En un comunicado, el Movimiento Ciudadano afirma que “lamentablemente, el único cambio visible ha sido el traspaso de la responsabilidad por tercera vez, en esta última ocasión, a la delegada del Casco Histórico, lo que ha vuelto a provocar una paralización en la toma de medidas operativas para el mantenimiento y funcionamiento de los Centros Cívicos”. Por ello, el Consejo del Movimiento Ciudadano prepara nuevas movilizaciones en defensa del proyecto de centros cívicos, “más aún cuando en los proyectos u objetivos para 2022, los centros cívicos no aparecen como prioritarios”.

El Movimiento Ciudadano reclama personal

En este comunicado se apunta que “lo más urgente es la incorporación de nuevo personal de todo tipo (ordenanzas, administrativos, animadores socioculturales, técnicos de participación ciudadana) que no solo no ha mejorado su situación, sino que sigue disminuyendo en base a las jubilaciones, bajas y traslados que se producen” y añade que “sigue sin haber una hoja de ruta clara de cobertura de los puestos de trabajo vacantes, lo que provoca la falta de atención a las necesidades de los distritos. En especial, esa falta de personal es más evidente en las barriadas periféricas que prácticamente son tratadas vía telefónica”.

En cuanto a los servicios que deben integrar los centros cívicos, “las bibliotecas sufren la falta de personal para cubrir bajas y no aseguran la apertura en el horario insuficiente que actualmente cubren. Los talleres y actividades de animación sociocultural basadas en la participación han descendido ante las dificultades de organización que se ha producido, incrementadas por los protocolos anticovid. Los servicios sociales actúan sin contar con la ciudadanía, las promotoras de igualdad, los animadores de juventud, los técnicos de empleo, son insuficientes o inexistentes. Las Juntas de distrito, que debieran regir los centros cívicos y la programación del distrito, penan en reuniones ineficaces”.

También, el Movimiento Ciudadano considera que “hay distritos que siguen faltos del equipamiento necesario. El Higuerón sigue esperando las obras de reforma del edificio, cerrado desde hace dos años; Noroeste, sigue con un edificio totalmente inadecuado y sin que se cuente con el proyecto para construir el prometido centro cívico; en las mismas circunstancias está el centro cívico de Fidiana”.

Por último, añade que en “la Carrera del Caballo, se sigue sin definir el suelo necesario para encargar el proyecto de Centro Cívico, el centro de Cerro Muriano, sigue con deficiencias tras su apertura. Solo el Centro Cívico Vallehermoso está en obras de ampliación, a falta de que se asegure que se instalará un ascensor para acceder a la planta superior. Por otra parte el centro cívico Sebastián Cuevas está cerrado y el del Naranjo, abre solo parcialmente”.