El Sindicato de Técnicos de Enfermería alerta de la “necesidad de reforzar la plantilla” en el Reina Sofía


"Es intolerable que no se incrementen las plantillas y se esté poniendo en riesgo la integridad física y mental de los profesionales"

Entrada a Urgencias del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba./Foto: LVC sindicato coronavirus
Entrada a Urgencias del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba./Foto: LVC
Entrada a Urgencias del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba./Foto: LVC
Entrada a Urgencias del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba./Foto: LVC

El Sindicato de Técnicos de Enfermería (SAE) ha trasladado a la directora gerente del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba, Valle García, la “necesidad de reforzar la plantilla” de Técnicos en Cuidados de Enfermería (TCE) y las máquinas expendedoras de uniformes en las unidades de Medicina Interna y Urgencias del Hospital General “ante la precariedad actual que existe con motivo de la sexta ola de covid-19”.

En este sentido y en una nota, el sindicado ha señalado que atender a los pacientes covid y continuar con la actividad asistencial normal “se hace imposible cuando ni los medios humanos ni materiales son suficientes para garantizar los cuidados asistenciales”. Ahora mismo, las plantillas están “trabajando en servicios mínimos, como cuando hay huelga o festivos, y los ingresos de pacientes covid-19 además vienen con otro tipo de patologías o son dependientes para autocuidados mínimos, lo que incrementa el trabajo y hace inviable llegar a todo el mundo en las condiciones que serían deseadas”.

Asimismo, ha continuado, “la inexistencia de máquina expendedora de uniformes obliga a los profesionales a estar toda la jornada laboral con el mismo aunque hayan estado trabajando parte del tiempo con los equipos de protección puestos”. Esta situación “pone en riesgo su salud física y mental, pues tener que atender a los pacientes con un uniforme sudado y sucio genera en los profesionales importantes episodios de tensión que derivan en picos de estrés, ansiedad y mareos”.

“Es intolerable que no se incrementen las plantillas y se esté poniendo en riesgo la integridad física y mental de los profesionales, que han demostrado su compromiso con el paciente desde el primer día de la pandemia. Un ejemplo que deberían seguir los gestores del hospital, que, una vez más, priman el ahorro económico por encima de la salud de los profesionales y pacientes. Es inadmisible y SAE seguirá luchando para que las condiciones de trabajo sean dignas y garanticen la calidad asistencial”, ha explicado el secretario provincial del Sindicato de Técnicos de Enfermería en SAE Córdoba, Juan Antonio Moreno Torres.