Fisioterapeutas y pandemia: “peores condiciones laborales y deterioro de su salud psicológica”


Una encuesta de SATSE en todo el Estado concluye que "cuatro de cada diez fisioterapeutas aseguran haber sufrido un empeoramiento de sus condiciones laborales"

Fisioterapeuta con un enfermo de coronavirus./Foto: Satse fisioterapeuta
Fisioterapeuta con un enfermo de coronavirus./Foto: SATSE
Fisioterapeuta con un enfermo de coronavirus./Foto: Satse fisioterapeuta
Fisioterapeuta con un enfermo de coronavirus./Foto: SATSE

“Cuatro de cada diez fisioterapeutas de nuestro país aseguran haber sufrido un empeoramiento de sus condiciones laborales en los últimos meses y cinco de cada diez reconocen que la lucha contra la pandemia del Covid-19 ha provocado un importante deterioro de su salud psicológica”. 

Así se concluye en el análisis que la empresa especializada en estudios e investigación ‘Sondea’ ha elaborado para el Sindicato de Enfermería, SATSE, tras una encuesta al colectivo de fisioterapeutas en el conjunto del Estado. Un sondeo sobre distintos aspectos relativos a la situación, labor y expectativas presentes y futuras de estos profesionales sanitarios una vez que se ha superado lo peor de la pandemia del Covid-19.

Del total de personas encuestadas, “un 42,8 por ciento considera que la crisis del coronavirus ha empeorado sus condiciones laborales, de los que un 53,44 por ciento denuncia que su salud psicológica se ha visto deteriorada después de muchos meses de incansable y especialmente duro y penoso trabajo para dar respuesta a las necesidades de atención y rehabilitación de las personas afectadas por esta grave enfermedad”.

Otros aspectos en los que entienden que se ha producido un empeoramiento es en su “situación en su puesto de trabajo, y así lo indican un 58 por ciento de las personas consultadas, además de en aspectos como las plantillas (23 por ciento), las condiciones de seguridad (23 por ciento) y la conciliación de la vida laboral y personal (22 por ciento)”.

El Sindicato de Enfermería subraya que “los resultados de esta reciente encuesta constatan las graves consecuencias que su labor asistencial y de rehabilitación ha tenido en los fisioterapeutas desde el inicio de la pandemia del Covid-19, especialmente en lo que respecta a su salud psicológica, algo en lo que coinciden también un cada vez mayor número de estudios realizados por instituciones científicas y universitarias”.

En este sentido, SATSE recuerda que “los fisioterapeutas desempeñaron un papel clave durante la fase de respuesta aguda a la pandemia y siguen siendo tremendamente esenciales a la hora, no solo de ayudar a las personas a recuperarse de la Covid-19 durante todo el tiempo que resulte necesario, sino para seguir realizando todas sus labores e intervenciones que permiten mejorar la salud y bienestar de los ciudadanos. Por ello, reclama que se aumenten sustancialmente las plantillas, y que, además de en los hospitales, haya, al menos, uno de estos profesionales en cada centro de salud”.

Otros resultados son que “un 74 por ciento ciento de los profesionales encuestados asegura que los gestores sanitarios responsables de su situación no han atendido sus necesidades y demandas laborales y un 95 por ciento entiende que el mayor reconocimiento obtenido en estos meses por parte del conjunto de la ciudadanía no ha venido acompañado de mejoras impulsadas e implementadas desde las diferentes administraciones competentes”.

“Los fisioterapeutas, al igual que está sucediendo con las enfermeras y enfermeros, están constatando que los reiterados compromisos expresados por las distintas administraciones y partidos políticos durante la pandemia no se están cumpliendo y persisten, por tanto, los graves problemas que había antes de la pandemia, como es la grave infradotación de plantillas de estos profesionales dentro de la sanidad pública de nuestro país”, concluyen desde la organización sindical.