SATSE: “Nuestra Sanidad se rompe a pedazos”


SATSE subraya que, mientras "el resto de partidos políticos ya han mostrado su compromiso inequívoco de desbloquear la situación"

Enfermera./Foto: Satse sindicatos
Enfermera./Foto: Satse
Enfermera./Foto: Satse sindicatos
Enfermera./Foto: Satse

El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha criticado la grave incompetencia e insensibilidad social y humana de algunos representantes políticos en el Congreso de los Diputados, al seguir bloqueando la tramitación de la Ley de Seguridad del Paciente, mientras nuestro sistema sanitario se “rompe a pedazos” y las enfermeras y enfermeros están destrozadas física y psicológicamente en plena sexta ola de la pandemia del Covid-19.

SATSE denuncia que, “a pesar de que la situación de nuestro sistema sanitario está empeorando por momentos en esta sexta ola del Covid-19, con mayores niveles de sobrecarga, saturación, colapsos y esperas que perjudican enormemente la atención y cuidados a los pacientes y ciudadanía, la Mesa del Congreso de los Diputados ha vuelto a acordar una nueva prórroga al plazo de presentación de enmiendas parciales a la Ley de Seguridad del Paciente, siendo ya un total de 35. Una norma que ofrece una firme y definitiva solución al déficit estructural de enfermeras y enfermeros que existe en nuestro país y que incrementa sustancialmente los riesgos en la atención sanitaria y dificulta seriamente una asistencia segura y de calidad”, añade. 

“Mientras el resto de partidos políticos con presencia en la Mesa del Congreso de los Diputados ya han mostrado su compromiso inequívoco de desbloquear la situación, el que tiene, en la actualidad, responsabilidades mayoritarias  de gobierno a nivel estatal sigue demostrando una pobre actitud, diciendo en público una cosa y haciendo otra en privado que en la práctica dinamita el avance en la tramitación de una ley que solo busca garantizar la seguridad asistencial en todos los centros sanitarios y sociosanitarios”, apuntan desde la organización sindical.

En este sentido, SATSE subraya que “esos representantes políticos conocen desde hace años el déficit estructural y crónico de plantillas enfermeras que hay en nuestro país y las consecuencias que esta lamentable realidad tiene a la hora de garantizar la seguridad de los pacientes y el conjunto de la ciudadanía pero, aun sufriendo una crisis sanitaria mundial que está provocando miles de fallecimientos, no hacen absolutamente nada para resolver esta dramática situación que sufren profesionales y pacientes”.

“No evidencian sentimientos y humanidad alguna con las personas, ni siquiera cuando están más vulnerables, es decir, enfermas. Deberían dimitir muchos de ellos y dejar paso a gente política con sentimientos y que no esté embrutecida socialmente y con un piel demasiado dura que les impide percibir el sufrimiento de las personas”, afirma el Sindicato de Enfermería.

SATSE apunta que “todos los problemas que se están sufriendo en esta sexta ola en los centros sanitarios, especialmente, en la Atención Primaria, se producen por que realmente no se quiere priorizar la atención sanitaria y en cuanto parece que se normaliza la situación por la pandemia, empiezan a echar de nuevo a la calle a los profesionales y a desinvertir en recursos y medios necesarios”.

“Se asemejan a un grupo de tecnócratas sin más ambición que proteger su sillón en el Congreso de los Diputados, mientras que nuestro sistema sanitario se rompe a pedazos y sus profesionales, especialmente las enfermeras y enfermeros, están devastados física y psicológicamente intentando paliar el destrozo que algunos, con interinidad política en el Parlamento, consienten, promueven y estimulan”, asevera.

Por ello, SATSE recalca que la “concentración de más de 1.000 delegadas y delegados de SATSE a las puertas del Congreso de los Diputados a principios de diciembre es solo el inicio de nuevas acciones de presión y movilización en 2022 para defender la sanidad y sus profesionales y que se logre, de una vez por todas, aprobar la Ley de Seguridad del Paciente para beneficio de los ciudadanos y los profesionales que los cuidan, las enfermeras y enfermeros”.