La fiesta de Fin de Año, suspendida, y la Cabalgata de Reyes, en vilo


Las demás actividades organizadas por el Ayuntamiento se mantienen al poderse celebrar en nivel 1 de alerta

fiesta gobierno
Miguel Ángel Torrico. /Foto: LVC
fiesta
Miguel Ángel Torrico. /Foto: LVC

Como anunció esta semana el alcalde, José María Bellido, el Ayuntamiento iba a tomar las decisiones respecto a los actos previsto para la Navidad conforme fuera la evolución de la pandemia del coronavirus. Así, el gobierno municipal ya ha anunciado que no habrá fiesta de Fin de Año en las Tendillas, pese a haberse reparado a última hora el reloj, y que la Cabalgata de Reyes Magos se decidirá la próxima semana, a la vista de los datos del covid.

El portavoz del PP, Miguel Ángel Torrico, ha señalado que según los datos a día de hoy “hacen desaconsejable” dicha fiesta de Fin de Año, por lo que la delegada de Promoción, Marián Aguilar, firmará un decreto de suspensión que será ratificado el lunes por la Junta de Gobierno Local.

La “incertidumbre” de la fiesta de Fin de Año

En opinión de Torrico, “no tiene ningún sentido que haya ninguna incertidumbre sobre la celebración de la fiesta de Fin de Año”, aunque en el caso de la Cabalgata de Reyes Magos se mantiene un estrecho contacto con la Consejería de Salud y Familias para conocer la situación de la pandemia en cada momento.

“La situación a día de hoy es ser prudentes, esperar cómo evolucionan los acontecimientos y tomar una decisión a final de la semana que viene”, ha avanzado el también teniente de alcalde de Presidencia.

El resto de actividades programadas por el Ayuntamiento se mantienen, ya que la ciudad de Córdoba se encuentra en el nivel 1, que “no prevé restricciones a este tipo de actividades”, además de que se celebran “en condiciones de seguridad”.

Sobre las aglomeraciones que en los últimos años se suceden en la tarde del día de Nochebuena, Torrico ha explicado que en los últimos días, coincidiendo con el repunte de la variante ómicron, se ha comprobado un descenso en las aglomeraciones en los bares y en la vía pública. Además, se ha suspendido “casi el 100 por cien” de las reservas en restaurantes para celebraciones familiares y de empresa.

Aún así, Torrico ha señalado que se intensificarán los controles y que “la Policía Local estará preparada para aplicar la nueva regulación” que aprobará el Consejo de Ministros.