Correos responde a los sindicatos


El nuevo modelo de distribución es una transformación necesaria para garantizar la calidad del servicio y la estabilidad del empleo

Oficina de Correos./Foto: Correos
Oficina de Correos./Foto: Correos
Oficina de Correos./Foto: Correos
Oficina de Correos./Foto: Correos

Correos ha emitido un comunicado en el que “considera que la convocatoria de huelga por parte de los sindicatos CC.OO. y UGT no está justificada, por las siguientes razones:

  • La transformación y modernización de la red de reparto y distribución es necesaria para garantizar la calidad del servicio y la estabilidad del empleo.

La red de reparto precisa de un proceso de transformación para asumir los retos internos y externos que se nos están planteando.  Este proceso viene marcado por el aceleramiento de la caída de la actividad postal y la necesidad de adaptar las infraestructuras y los medios para la entrada de nuevos negocios y la consolidación del negocio de la paquetería, además de mantener el compromiso firme con la prestación del servicio público de calidad que tenemos encomendado.

  • Los cambios en las unidades de reparto son medidas organizativas internas, que buscan la mejora de la eficiencia y la calidad del servicio a los ciudadanos, sin afectar a las condiciones laborales de los empleados y empleadas de la compañía, y sin realizar despidos.
  • El nuevo modelo de distribución busca la equiparación de las cargas de trabajo y fomenta el trabajo en equipo.  

Los cambios implican que tareas que hasta ahora venían identificándose como individuales pasan a ser colectivas, fomentándose el trabajo en equipo y el reparto equitativo de las cargas de trabajo. Esto se debe a que se pasa de zonas de trabajo estancas e individuales a áreas comunes, y a trabajar en equipos previamente definidos y que estarán formados generalmente por cuatro carteros. 

  • Otro objetivo de la transformación es adecuar el mobiliario necesario en las carterías y ganar espacio para el procesamiento de la paquetería. 

Esta redistribución de los espacios permitirá adaptar los procesos internos para ganar eficiencia en el reparto, haciendo frente a la estacionalidad de la paquetería y reduciendo progresivamente un mobiliario exclusivo de uso postal y difícilmente compatible con la tipología de envíos de paquetería. 

  • La ciudadanía no se verá afectada por los cambios y seguirán recibiendo el servicio con la máxima calidad. Son cambios internos que no afectarán a los usuarios. De hecho, los cambios buscan ganar eficiencia y agilidad en la distribución, en beneficio de los ciudadanos.
  • El nuevo modelo de distribución no supondrá reducción de puestos de trabajo.

El número de puestos de trabajo en las unidades de reparto se mantiene igual. Lo que cambia es la forma de organizar internamente las tareas de clasificación y de distribución de los envíos, para equiparar las cargas de trabajo y ganar en eficiencia y agilidad y, en consecuencia, aumentar la calidad del servicio. Así se refuerza el negocio de Correos y el mantenimiento del empleo estable. 

  • No se pretende el cierre de carterías, sino reorganizar la forma de trabajar en ellas, para conseguir un reparto más equitativo de la carga de trabajo tanto dentro como fuera de las unidades de distribución. 
  • No se va sustituir a los carteros y carteras por personal de Correos Express. 

Uno de los principales objetivos del nuevo modelo es reforzar a Correos para mantener la estabilidad del empleo. 

  • Correos apoyará el cambio en las carterías con la transformación en los centros logísticos.

Continuará la progresiva inversión en infraestructuras y automatización para adaptarlos al crecimiento del ecommerce. Un ejemplo es la instalación de 3 nuevas máquinas clasificadoras de paquetería en 2020-21, a las que se sumarán otras 6 nuevas clasificadoras en 2022. Se continuará actuando en inmuebles logísticos para recuperarlos para la actividad de paquetería, lo que también repercutirá en la generación de puestos de trabajo. 

  • Correos seguirá incorporando nuevos elementos que ayuden a mejorar la distribución y el trabajo de los carteros y carteras.  

Se están poniendo en marcha proyectos para evaluar la viabilidad de distintos medios innovadores para el reparto, como los carros asistidos que mejoran la movilidad y reducen el cansancio, o los carros XL que evitan desplazamientos para recargas de mercancías. También se está transformando la flota de vehículos con la incorporación de coches y motocicletas eléctricas que reducen las emisiones  y fortalecen nuestro compromiso con la transformación ecológica y la sostenibilidad.

También se están implementando nuevos desarrollos tecnológicos en los terminales (PDAs) de los carteros y carteras para poder contactar con los destinatarios y mejorar así la efectividad  del reparto y la calidad de servicio que prestamos a nuestros clientes y usuarios.

  • En definitiva, esta transformación es fruto de un proceso de análisis de la evolución del negocio de Correos, actual y futuro, para ganar en eficiencia y agilidad. El objetivo del nuevo modelo de distribución es la adaptación y modernización rápida de la red de reparto para asegurar la prestación del servicio público postal con calidad y, además, reforzar a Correos en el competitivo mercado de la paquetería con un sistema que garantice la estabilidad del empleo y su posición como referente en cuanto a innovación, transformación y compromiso con la sostenibilidad medioambiental”.