Los alumnos del IES Galileo Galilei llevarán su protesta ante la Subdelegación del Gobierno


El Sindicato Andaluz de Bomberos se solidariza con los afectados y reclama que se busque una solución

alumnos
Alumnos del IES Galileo Galilei. /Foto: JC
alumnos
Alumnos del IES Galileo Galilei. /Foto: JC

Los alumnos del IES Galileo Galilei han decidido trasladar su protesta ante otras administraciones implicadas en la resolución de su problema. Así lo ha explicado Mario Ramírez, uno de los alumnos afectados, quien ha señalado que el miércoles tienen previsto concentrarse ante la Subdelegación del Gobierno para reclamar que los bomberos puedan tener la compatibilidad y así poder impartirles clases en el grado de Protección Civil y Emergencias.

El problema radica en la ley que regula las compatibilidades del personal al servicio de la Administración. Esta ley es de 1984 y sólo permite a los funcionarios impartir clases en la universidad, pero no en cualquier otro centro. La solución es complicada. Tanto la Diputación, en este caso por unanimidad, como el Ayuntamiento, por mayoría, han rechazado las solicitudes de compatibilidad solicitadas -tres y siete, respectivamente- en base a informes jurídicos que rechazan la viabilidad de tal pretensión.

La solución pasa por que el Gobierno de España presente en el Congreso de los Diputados una reforma de esta ley que, a todas luces, ha quedado anticuada. Ramírez ha comentado que estas ley tendría sentido “en el año 84 tal vez, pero  a día de hoy esto ha cambiado bastante y es totalmente injusto para los que lo estamos estudiando”.

Esta situación afecta a 92 alumnos del Galileo Galilei, el único centro en Andalucía que imparte este grado de Protección Civil y Emergencias. Esto hace que haya alumnos no sólo de la provincia, sino de otras andaluzas, como Sevilla, Málaga, Huelva o Granada. “Si esto no se soluciona después de Navidad, es posible que lleguemos a perder el curso, las becas, el vestuario que hemos comprado para las prácticas y perder el alquiler de todos estos meses y la manutención”, ha señalado el portavoz de los alumnos.

Además, ha añadido que podrían perder las becas, ya que al no cumplir la totalidad de las horas de clase estipuladas no serían evaluados. Como ejemplo, Ramírez ha expuesto que él tendría que dar 30 horas de clase a la semana y sólo da siete. 

Esta situación afecta a alumnos de cinco clases: dos de primero de grado medio, una de segundo de grado medio y dos de grado superior. Ramírez ha calculado que para impartir las clases que necesitan harían falta entre seis y siete profesores.

El SAB apoya a los alumnos

El Sindicato Andaluz de Bomberos (SAB) ha mostrado su apoyo a estos alumnos y ha manifestado mediante un comunicado que “durante dos meses, llevamos reclamando que se lleve a cabo la formación de estos ciclos con profesorado especialista miembros del SEIS”.

Explican que han mantenido “conversaciones con otras administraciones donde se están impartiendo estos ciclos con bomberos profesionales como profesores de los mismos, ya que el Real Decreto que establece el título de Técnico en Emergencias y Protección Civil habla de profesor especialista, como también ocurre con el título superior”.

El SAB pone como ejemplo el Ayuntamiento de Valencia, “donde se están impartiendo estos ciclos, tanto en centro público como privado, con la misma situación que se presenta en el Ayuntamiento de Córdoba” y añaden que “los bomberos de ésta administración si tienen la compatibilidad, se ve que dicha administración es más flexible y tienen 22 efectivos impartiendo clase”.

Además, añaden que “a nivel autonómico somos pioneros en impartir estos ciclos de reciente creación, que cuentan con la aprobación de la Junta de Andalucía, siendo la Consejería de educación quién solicita el profesorado especialista y su pertinente selección”, por lo que “se tendría que buscar una solución de manera urgente para estos alumnos, que han perdido ya parte del curso que empezaron con toda la ilusión, y a día de hoy se sienten huérfanos de docencia”.