La expropiación de Caballerizas Reales se complica


El Ministerio de Defensa presenta una valoración del inmueble de 9,7 millones, muy alejada de los 2,9 millones contemplados por el Ayuntamiento

Caballerizas Reales museo
Caballerizas Reales. / Foto: JPS
Caballerizas Reales museo
Caballerizas Reales. / Foto: JPS

Cuando el gobierno municipal decidió adquirir las Caballerizas Reales por la vía de la expropiación forzosa se trazó el camino a seguir para hacerse con el edificio. Todos los pasos se están cumpliendo según su previsto, como es que el Ayuntamiento presentaba su valoración, el Ministerio de Defensa, propietario del bien, presentaba la suya, que no coincidiría, y se negociaba un acuerdo. En caso de no alcanzarse se acudiría a la Junta Provincial de Valoración que establecería el justiprecio a cumplir por las partes.

El teniente de alcalde de Hacienda firmó en julio pasado un crédito con Cajasur de tres millones de euros para atender esta expropiación, que había sido valorada por los técnicos de la Gerencia de Urbanismo en 2,9 millones de euros.

Era previsible que el Ministerio de Defensa respondiese a esta valoración, conocida técnicamente como hoja de aprecio, con una cantidad algo superior, lo que no se esperaba es que la cifra aportada por los militares se disparara por encima de toda previsión hasta alcanzar los 9,7 millones en total, que parte de los 8,8 millones de valoración neta de las Caballerizas Reales más la suma de 1,9 millones en concepto de premios de afección.

Ante esta situación, el Consejo Rector de la Gerencia de Urbanismo va a celebrar hoy una reunión extraordinaria para abordar este asunto como único punto en su orden del día. En el expediente figura un informe elaborado por un técnico de la GMU en el que se rebaten los argumentos esgrimidos por el Ministerio de Defensa para alcanzar los 9,7 millones.

Obras de mejora en las Caballerizas

A los 2,9 millones de la valoración municipal cabría añadir otros 2,9 millones que son los que ha destinado el Ayuntamiento, entre 2002 y 2009, a través de la desaparecida empresa Procórdoba, en obras de mejora en las Caballerizas Reales. La suma de ambas cifras sigue quedando alejada de la valoración de Defensa.

En dicho documento se señala que el Ministerio “se fundamenta en un marco legislativo que no resulta de aplicación en virtud de lo dispuesto en la Ley de Suelo y Rehabilitación Urbana y su Reglamento de Valoraciones”, así como que “la valoración mediante la aplicación del marco legal en materia catastral se considera inexacta debido a la consideración de parámetros que no se corresponden con la realidad existente”.

También se señala que “la incoación del presente procedimiento expropiatorio ha resultado convenida entre ambas administraciones como el procedimiento mediante el cual quede fijada la cuan a procedente en la transmisión del bien al municipio”, como señaló el propio Fuentes que había acordado con los militares para iniciar la expropiación de las Caballerizas Reales como proceso más rápido para ambas partes.