La transformación digital ya ha cambiado nuestras vidas y no hay vuelta atrás


En el ciclo de ponencias que organiza La Voz conocemos cómo Córdoba, sus pymes y autónomos participan en esa transformación

estrategiadetransformaciondigital foto jesús caparrós 01

El salón Séneca del Hotel Eurostars Palace ha acogido una nueva edición del ciclo ‘Excelencia Empresarial’ que organiza La Voz de Córdoba y que en esta ocasión ha abordado la transformación digital como tema de encuentro para los más de 70 invitados que se han dado cita para atender a Lourdes Morales, teniente alcalde Transformación Digital del Ayuntamiento de Córdoba, y a Antonio Saravia, director adjunto corporativo de Red.es. Un acto que ha sido conducido por Francisco J. Bocero, periodista especializado en economía y empresa, y cuya bienvenida ha correspondido a Antonio Prieto, director gerente de La Voz, que ha destacado el compromiso de este periódico con la colaboración público-privada en los diferentes sectores empresariales y de servicios, motivo principal de este ciclo de ponencias.

Los expedientes con carrito y los rollos de papel

El alcalde de Córdoba, José María Bellido, ha sido el encargado de presentar el acto y ha tenido palabras de elogio para la edil Lourdes Morales a la que ha definido como “magnífica concejal” a la que no se conoce demasiado porque es “muy discreta”, y ha resultado bastante descriptivo a la hora de explicar cómo se encontró el equipo de gobierno municipal, en 2019, la situación, sin una administración electrónica desarrollada y un Ayuntamiento “por el que en sus pasillos los expedientes se llevaban con carrito y  en rollos de papel”. Bellido ha apuntado que como alcalde tenía claro que la transformación digital era un reto y ha destacado que “es la primera vez que se crea una delegación para la transformación digital por los retos que hay que afrontar”, retos que Bellido ha resumido en tres objetivos: la prestación de servicios públicos, la gestión de los datos para conocer mejor la ciudad y la economía, con un particular cuidado hacia “el talento de Córdoba” y los emprendedores digitales.

Córdoba se adapta cada vez más a la digitalización

Lourdes Morales ha partido de algo que no escapa a nadie, y es el cambio que ha producido la pandemia por Covid19 en todos los ámbitos. En el caso de los objetivos que el Ayuntamiento se había trazado de cara a la transformación digital ha supuesto un acelerador, tanto para la administración local como para los usuarios. Lo digital se puso de relieve y las conocidas como ‘herramientas TIC’ fueron indispensables durante el confinamiento y tras el mismo. El Ayuntamiento vio en ello una oportunidad porque en ese contexto, sobre todo los sectores de turismo y comercio, dependen de las herramientas digitales. Además se propusieron hacer un uso práctico de los datos previa captación y análisis de los mismos. Es el conocido ‘Big Data’ y sirve para saber con qué frecuencia cogemos un taxi en determinada parada, qué uso hacemos de los contenedores para reciclaje o cuantos visitantes  burgaleses han venido a los Patios.

Tres ámbitos de actuación

La gobernanza con equipos específicos, la propia administración electrónica con un mejorado servicio de informática y una estrategia de ciudad son los tres ámbitos en los que se mueve el Ayuntamiento como objetivos marcados y definidos. El método por el que apuestan es la colaboración público privada. Morales explica que buscan la digitalización de los servicios públicos y la capacitación digital que no se quedaría en los empleados públicos. Desde el consistorio quieren que esa capacitación para superar sobre todo la brecha digital se dirija a personas mayores y discapacitados, entre otros colectivos. La concejal nos da un dato importante, y es que ya el 80% de los trámites municipales de los cordobeses se realizan electrónicamente, y hay más de 12.000 claves  repartidas para hacerlo entre los ciudadanos del municipio.

La seguridad digital es uno de los terrenos más sensibles y por tanto más atendidos, bajo el cumplimiento del esquema nacional de ciberseguridad. Con una inversión total de más de un millón de euros (desde los fondos Next Generation), la transformación digital auspiciada desde el Ayuntamiento ofrece garantías a los usuarios y a la propia administración local.

En la estrategia de ciudad destacan iniciativas como el proyecto ‘Córdoba ciudad, laboratorio digital’ que pretende dar impulso y cobertura a los emprendedores digitales cordobeses y convertir a la ciudad en lo que se conoce como smart city  (ciudad inteligente) gracias al análisis de los datos de usuarios y los dispositivos (Big data). Algunos ejemplo de la utilidad de esos datos, del conocimiento y aplicación de los mismos, la hemos visto en la Fiesta de los Patios en la que en la última edición además se utilizaron drones para medir frecuencias de visitas y afluencias. Lourdes Morales destaca que Córdoba, además es pionera en proteger el patrimonio mediante la plataforma blockchain, que impide falsificaciones o ‘pirateo’.

Por último, la edil nos habla del Polo Digital de Córdoba, instalado en el remozado edificio de La Normal de magisterio y cuyo objetivo es  que para 2022 se convierta en “la casa del emprendimiento digital.

Las pymes y los autónomos

“No quiero que Córdoba pierda este tren”. El tren que llega es el del programa Digital Toolkit. 3.000 millones de euros en vereda gracias a los Next Generation. Para hablar de ese programa incipiente ha venido el cordobés Antonio Saravia, director adjunto corporativo de Red.esentidad pública adscrita al Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digita y que ya tiene veinte años de vida trabajando por el impulso y la transformación digital. La característica de este programa es su agilidad, porque se han tratado de aligerar todas las habituales trabas administrativas al tratarse de ayudas no regionalizadas y que no requieren concurrencia competitiva. “Se solicitan y se conceden”, dice Saravia. Eso sí, con unos requisitos mínimos como por ejemplo que las pymes no tengan más de 50 empleados, un volumen de trabajadores que se tiene en cuenta a la hora de establecer las ayudas en tres categoría que oscilan desde los 12.000 la de mayor cuantía a los 2.000 euros la menor.

Digital Toolkit es un programa que pretende implicar a todos los participantes en el proceso, con la creación, por ejemplo, de la figura del ‘agente digitalizador’ o del ‘representante voluntario’ que pueden ser asociaciones o gestores que ayuden a tramitar las ayudas.

En el portal Acelera Pyme todos aquellos que estén interesados encontrarán más información,  y éstos pueden ser desde empresas que ofrezcan servicio TIC a una pequeña firma que opere desde la provincia. El objetivo, según Saravia, es llegar a un millón de pymes y autónomos.

 

La provincia digital

Víctor Montoro es Delegado de Programas Europeos y Administración Electrónica de la Diputación de Córdoba y el encargado de cerrar el encuentro. Desde la administración provincial, nos recuerda, se trabaja con Eprinsa, “un agente de referencia tecnológico”. Los municipios cordobeses son sostenibles e inteligentes. La Diputación se preocupa de que ejerzan como tal en aspectos como la recogida de residuos, la gestión del agua o el consumo eléctrico, y la digitalización y el uso del big data es esencial en ello,  “ con más capacitación digital para la ciudadanía y transformación”.  Montoro avanza que están trabajando con una dotación de más de un millón de euros en la zona norte de la provincia y sobre todo en los municipios de menos de 5.000 habitantes. Y destaca, para concluir, que el mejor ejemplo de la colaboración público-privada auspiciada desde la casa palacio se refleja en el programa Smart-agro, fruto así mismo del trabajo de ocho diputaciones del territorio español – no solo andaluzas- y de 30 empresas privadas del sector agroalimentario.

Es el colofón para un encuentro en el que queda claro sobre todo que la transformación digital es un proceso imparable, al que no podemos ser ajenos y que nos trae una sociedad nueva, más conectada y eficiente.