El Plan Director de la Mezquita-Catedral contempla las nuevas tecnologías para mejorar la accesibilidad y la conservación preventiva


El documento recoge el traslado del Archivo-Biblioteca a una nueva sede para facilitar el trabajo de los investigadores

mezquita
Visitantes de la Mezquita-Catedral, ultilizando guía multimedia./Foto: LVC
mezquita
Visitante de la Mezquita-Catedral, ultilizando guía multimedia. /Foto: LVC

La implantación de nuevas tecnologías en la Mezquita-Catedral es una constante desde hace bastantes años. Esta política del Cabildo Catedral va dirigida en dos líneas: por una parte para garantizar con mayor eficacia la seguridad del templo y, por otra, para mejorar su gestión. Este trabajo no sólo se va a mantener, sino que se va a incrementar en los próximos años tal y como se recoge en el Plan Director que esta semana se presentaba a la Consejería de Cultura, que diseña un avance considerable en materias como la accesibilidad o la conservación preventiva, fundamental para el mantenimiento del edificio.

A todo esto se suma la apuesta del Cabildo Catedral por abrir sus puertas aún más y en mejores condiciones a los investigadores que buscan en los fondos documentales de la institución una rica y variada información que se remonta hasta la Edad Media.

Si miramos atrás sólo un par de años nos encontramos con la implantación en la Mezquita-Catedral de dos avances tecnológicos que hacen aún más agradable la visita al monumento. Por una parte, en octubre de 2019 se digitalizaba la venta de entradas y se ofrecía un servicio de atención personalizada y de calidad que evitaba trámites y situaciones engorrosas como las que se producen en otros monumentos.

Además, el templo cuenta con uno de los servicios de audioguías más avanzados, en el que además de la audioguía convencional se ofrece también una guía multimedia con recreaciones e imágenes de los lugares más inaccesibles del templo y a todo esto se suma una ‘app’ que incorpora un recorrido por la Mezquita-Catedral especialmente diseñado para los niños.

La conservación preventiva

mezquita
Bomberos en la Mezquita-Catedral./Foto: Cabildo

Si esto, entre otras muchas cuestiones, es el presente, el futuro pasa por incrementar la presencia de las nuevas tecnologías para mantener en un estado aún mejor el edificio, además de realizar un control casi en tiempo real. Por ejemplo, esto se podrá hacer con el casi centenar de sondas que se instalaran en los más diversos puntos del templo. Esto permitirá conocer al momento no sólo la temperatura exacta en cada uno de estos alrededor de cien puntos, sino también el grado de humedad, así como otros factores, de los que se elaborarán sus correspondientes estadísticas.

Un ejemplo lo expuso el arquitecto Sebastián Herrero, coordinador del Plan Director, en su presentación. Señaló de la importancia de estos sensores bajo las cubiertas, ya que cualquier incremento en el porcentaje de humedad avisa de una grieta o cualquier anomalía entre las tejas y permite su reparación antes de que el agua continúe dañando el edificio. Conservación preventiva se llama.

El objetivo de la conservación preventiva es evitar o minimizar cualquier pérdida que se pueda producir en el futuro. Para ello hay que poner los medios necesarios y realizar un trabajo continuado en el tiempo para que dé sus frutos.

En este apartado se encuadran no sólo los sensores ya descritos, sino también el complejo sistema de detección de incendios, los simulacros de emergencias que se realizan con cierta periodicidad así como un avanzado sistema de control de calidad del aire que ofrece valiosa información sobre lo que sucede en el interior de la Mezquita-Catedral.

La accesibilidad al monumento

turismo
Rampa instalada en la Puerta de las Palmas./Foto: LVC

Sobre la accesibilidad a las personas con cualquier tipo de discapacidad, el Plan Director recoge que la misma “es una obligación normativa, una responsabilidad institucional y una necesidad para el conocimiento y disfrute del patrimonio”. El objetivo no es otro que alcanzar la accesibilidad universal en el monumento y para ello se actuará en diversos frentes.

Uno de ellos es el de la accesibilidad física al monumento, algo en lo que se viene trabajando desde hace muchos años. La horizontalidad absoluta del templo facilita los movimientos de las personas con algún tipo de impedimento en su movilidad, ya que las escasas barreras existentes ya han sido eliminadas.

En cambio, aún queda terreno por avanzar respecto a otras discapacidades y para ello el Plan Director prevé “nuevos materiales como maquetas para invidentes, signoguías y bucles de inducción magnética para las personas sordas o folletos de lectura fácil y señalética mediante pictogramas para las personas con discapacidad intelectual”, para que la grandeza de la Mezquita-Catedral llegue a todas las personas.

El Archivo Biblioteca de la Mezquita-Catedral

Cabildo
Imagen de archivo del Congreso sobre Cultura Mozárabe que organizó el Cabildo, a través del Foro Osio. /Foto: LVC

El Archivo-Biblioteca que se custodia en la Mezquita-Catedral es de un valor excepcional. En su fondo antiguo se conserva una colección de incunables que sólo es superada por la Biblioteca Nacional y la Colombina. Los documentos manuscritos abarcan una serie histórica que arranca en la Edad Media y esto hace que este patrimonio documental y bibliográfica atraiga a investigadores que desde 1977 han publicado 129 trabajos y tesis que han tenido sus fuentes en este rico material.

Actualmente se custodia el Archivo-Biblioteca en unas dependencias situadas junto al muro sur de la Mezquita-Catedral que se han quedado pequeñas y no reúnen las condiciones para el desempeño de esta misión. Por ello, el Plan Director considera “la institución Cabildo Catedral de Córdoba como el centro de referencia de creación de conocimiento de la Mezquita-Catedral, así como la ampliación de sus capacidades mediante su consideración como centro de intercambio de la investigación”.

En este documento se prevé la construcción de un edificio de nueva planta en un suelo situado en Ronda de Isasa que reunirá las condiciones físicas y técnicas necesarias para convertirse en un referente avanzado en la investigación y en el intercambio de información sobre la Mezquita-Catedral.