PODCAST | Bieito Rubido: “Contar la verdad no es difícil, solo hay que tener empeño en hacerlo”


El director de El Debate ha participado esta semana en el ciclo 'España en concordia' que organiza La Voz de Córdoba para hablar de periodismo y valores

bieito foto jesús caparrós 01

Bieito Rubido había venido a presentar su libro ‘Contar la verdad’ (Ediciones B, 2021), una obra elaborada desde la perspectiva, parada y fonda que el periodista pudo tomar entre el cese como director de ABC- puesto que ocupó durante diez años- y su nueva responsabilidad al frente de El Debate, diario digital que ahora cumple dos meses de vida. Pero en realidad es de lo que menos habló, porque como él mismo dijo, “no conviene destripar el contenido”. No se trata en cualquier caso de una novela de misterio sino de un relato testimonial con tintes de ensayo y reflexión sobre la profesión periodística. Su veteranía y trayectoria le permite hacer esa parada en el camino y contarlo. Contar la verdad, que es lo que nos propone en el título. Y esa es una oportunidad estupenda para dialogar sobre el ejercicio de la profesión sustentado en valores. La verdad es uno de los valores supremos.

“El buen periodista tiene que ser buena persona”, dice Rubido citando al polaco Kapuscinski. “Si te anima la buena voluntad, creo que puedes contar la verdad”. 

bieito foto jesús caparrós 05

Valores, censura y objetividad

Ocurría todo esto un par de días antes de que los responsables de prensa de los partidos en el Gobierno (PSOE y demás socios) apostaran por la censura en el Congreso de los Diputados. No corren buenos tiempos no solo ya para contar la verdad sino para preguntar por ella. Rubido no se pone de perfil y tira de humilde autocrítica: “Hemos contribuido a abrir un ambiente tóxico que no es nada sano para la convivencia en España. Hago una autocrítica muy fuerte de esta profesión porque la quiero mucho, y la hago para que seamos mejores”. Apela el periodista a la responsabilidad que tenemos en este oficio y nombró algunos de los casos de políticos y figuras públicas que han visto dañada su imagen y su vida por un uso parcial e incisivo de la información, gente que ha sido absuelta por la Justicia pero no por una condicionada opinión pública. 

No obstante el director de El Debate es consciente de que la objetividad es una misión casi imposible. No se trata de ser objetivo, sino honesto. “Lo primero que se te cruza es tu subjetividad, los periodistas no somos objetivos. Tenemos una abstracción social, nacemos en una familia determinada, nos criamos en un ambiente concreto, nos forman unos valores, nos conforman nuestras lecturas y nuestra formación. Todo eso hace que ante los hechos tomes una actitud u otra. Yo lo que defiendo es que ante todo el periodista lo que tiene que ser es honrado, honesto”, y añade que “contar la verdad no es difícil, solo hay que tener empeño en hacerlo”. 

Los valores dependen de la formación

¿Qué formación tienen los periodistas de hoy? Esa pregunta la lanza José Juan Jiménez Güeto, sacerdote y canónigo portavoz del Cabildo Catedral de Córdoba, que participa en el coloquio. Entiende Jiménez que en muchas ocasiones interpretar la realidad para después contarla con veracidad depende de una formación integral de la que adolecen los periodistas de hoy. Bieito Rubido es contundente al sostener que él eliminaría las facultades de periodismo, porque prefiere gente formada universitariamente en otras disciplinas que se acerquen al oficio con mayor perspectiva y sea “una profesión de élite”. Las facultades de periodismo, entiende Rubido, ofrecen una formación estandarizada y escasa, y eso lo ha notado en las diferentes redacciones que ha dirigido. La ‘fábrica en serie de periodistas’ también ha contribuido a la precarización de la profesión, concluye el director. 

El latifundismo mediático de izquierdas

“En nuestro país tenemos un periodismo muy condicionado por la izquierda. Incluso hasta la Iglesia ha abdicado de su presencia en los medios desoyendo la doctrina y el magisterio sobre comunicación de los últimos Papas”, dice Jiménez Güeto. Es el momento del coloquio en el que se mira al entorno general, marcadamente de izquierdas, o mejor dicho, contado contado desde esa perspectiva. Rubido está de acuerdo y no se corta a la hora de dar nombres de empresas: “En España, el sistema mediático está, prácticamente en un 70%, en manos de la izquierda. A veces los propietarios de los medios son muy de derechas, Telefónica, Caixabank o Santander, o el fondo Amber, propietario ahora de PRISA. Los dueños son de derechas, pero la óptica de la realidad que le ofrecen a los españoles es de izquierdas”. La izquierda entregada al capital. La ingeniería social como negocio lucrativo para las grandes empresas. Y como ruido de fondo, el populismo. “El populismo lo invade todo, no solo la política, sino también la Justicia y a muchos periodistas, porque el populismo se pega mucho a este oficio“, se lamenta el periodista gallego, que añade que “el fenómeno digital lo cambia todo. Ha desaparecido el pensamiento complejo. Está triunfando el mensaje simplificado en derecha e izquierda”. Y pone como ejemplo el lema ‘Comunismo o libertad’ de la campaña electoral de Ayuso en Madrid. 

bieito foto jesús caparrós 06

El Debate

En medio de esta situación política, mediática y social, renace El Debate, que “se fundó en 1910, es intervenido por el gobierno de la República el 19 de julio de 1936, al día siguiente de que estalle la guerra, y no se vuelve a abrir nunca más”. Ahora es un diario digital, con dos meses de vida ya y que responde al criterio fundacional de su impulsor a primeros del siglo XX, el sacerdote don Ángel Herrera Oria: “Primero el periódico y después católico”. Porque El Debate es un periódico católico embrión de lo que será un gran grupo de medios promovido por la Asociación Católica de Propagandistas (ACdP), asociación de larga tradición periodística y que creó cabeceras como La Verdad de Murcia, el Ideal de Granada, de La Coruña o Badajoz, o el Ya. “Tenemos una gran oportunidad con El Debate, como medio joven”, anuncia Bieto Rubido. 

Una oportunidad, sin duda, para trabajar desde el periodismo sustentado en valores que nos ha convocado en esta nueva edición de ‘España en concordia’ y contar la verdad, como hace Rubido en su libro. 

bieito foto jesús caparrós 03

puerta de sevilla