La Policía se manifiesta contra “la España insegura”


Representantes sindicales de la Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y plataformas civiles muestra su rechazo a la reforma de la Ley de Seguridad

459f10c2 a5b4 4b49 a05f f8102a01b063

Más de un centenar de representantes sindicales de la Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y plataformas civiles se han concentrado al mediodía frente a la Subdelegación de Gobierno para protestar por la reforma de la Ley Orgánica de Seguridad Ciudadana.

“Gobierno dimisión” ha sido la consigna repetida mientras la Plataforma “No a la España Insegura”, que agrupa a unas 40 asociaciones y sindicatos en todo el país, desplegaba una pancarta en el acto de protesta. 

Desde dicha plataforma denuncian que “las agresiones a policías se están disparando”, y sus actuaciones “se están viendo comprometidas por la pérdida del principio de autoridad“, un principio fundamental en la protección del orden constitucional y la paz social. Entienden desde la plataforma que las agresiones se verán agravadas con la reforma de esta ley por cuanto esta “desprotección” afecta a la presunción de veracidad de los agentes “siendo cuestionados solamente por ser policías”, además de a la celebración de manifestaciones espontáneas o al corte de carreteras sin previo aviso, otro de los extremos que recoge la reforma. Otro punto controvertido para la plataforma es que la nueva Ley facilitará la rebaja de infracciones por tenencia de estupefacientes en la vía pública. 

El portavoz de la plataforma “No a la España insegura” en Córdoba, Rafael Sánchez, ha apuntado que esta reforma solo responde a intereses políticos por los compromisos que el Gobierno tiene con otras fuerzas políticas” y que “en medio de esos intereses a los que nos afecta es a los que estamos trabajando en la calle a diario para preservar la seguridad ciudadana”. 

No descartan realizar más movilizaciones – el sábado próximo habrá otra en Madrid en la que participaran miembros de las plataformas de toda España- porque consideran que “no hay voluntad política en paralizar esta reforma”.