Las vacantes de los porteros de colegios se cubrirán tras redefinir su función


Jordano recuerda que el PSOE gastó en 2018 dos millones de euros en contratar una empresa de seguridad para vigilar 10 centros "con su porra en la puerta"

porteros
María Luisa Gómez Calero y Bernardo Jordano. /Foto: LVC
porteros
María Luisa Gómez Calero y Bernardo Jordano. /Foto: LVC

La mayoría del Pleno ha decidido seguir adelante con que el modelo para cubrir las plazas de porteros de colegio sea a través de centros especiales de empleo. Una enmienda presentada por PP, Ciudadanos y Vox ha tumbado la moción firmada por PSOE, IU y Podemos que mostraba su rechazo a la externalización de este servicio.

En esta enmienda se recogen las condiciones expuestas ayer por la portavoz de Vox, Paula Badanelli, como la elaboración de un informe en el que se enumeren de forma de detallada, centro a centro, todas las funciones que en este momento están asumiendo los porteros municipales en los colegios, tipo de servicio que prestan e intensidad del mismo y, hasta la finalización del mismo, a paralizar la externalización de este servicio.

Competencias y funciones de los porteros

Además, una vez conocidas estas funciones, se encargará un informe a la asesoría jurídica para que “se aclare si según la Ley de Autonomía Local de Andalucía la competencia o no del desarrollo de las tareas que se detallan en el informe anterior es municipal”.

Por último, se insta al gobierno municipal a realizar “una redefinición del Reglamento de cometidos y tareas de los empleados municipales que prestan servicio en colegios, mediante una propuesta que actualice el desempeño funcional de la figura del portero de colegios”.

El delegado de Recursos Humanos, Bernardo Jordano, ha rebatido las críticas vertidas desde PSOE, IU y Podemos sobre la propuesta de que el servicio de porteros sea desempeñado por centros especiales de empleo. Para ello, ha explicado la necesidad de inserción laboral para este colectivo, donde “sólo trabaja una de cada cinco personas con discapacidad”.

También ha informado de que fue en 2014 cuando a petición de los sindicatos se modificó la Relación de Puestos de Trabajo del Ayuntamiento “para que se equiparen porteros y ordenanzas”, por lo que este colectivo cobra desde 2015 sus nóminas como ordenanzas y no como porteros.

La falta de porteros en los colegios no es algo reciente. También ocurrió en el anterior mandato municipal y, como ha explicado Jordano, el cogobierno de IU y PSOE se gastó dos millones de euros en contratar una empresa de seguridad privada para diez colegios, donde hubo vigilantes “con su porra en la puerta de los colegios”.

La portavoz de Vox, Paula Badanelli, se ha sensibilizado con la situación de los porteros, aunque ha defendido que “no nos podemos oponer (a la propuesta del gobierno municipal) si se pretende mejorar el servicio y ahorrar costes” y ha terminado su intervención deseando que “lo que salga de aquí sea bueno para todos”.

El delegado de Educación, Manuel Torrejimeno, también ha intervenido desde el gobierno local para criticar que “un asunto delicado se convierta en algo partidista”, a la vez que ha afirmado que “el ruido externo no va a contribuir a dar una respuesta” a este problema.