Vox señala que las plusvalías son “la eterna mentira del PP”


Paula Badanelli recuerda al alcalde que en 2019 firmó un acuerdo para la eliminación del impuesto

vox
Paula Badanelli. /Foto: LVC
vox
Paula Badanelli. /Foto: LVC

A Vox no le cuadra el comportamiento del PP respecto al impuesto de plusvalías. Su portavoz municipal, Paula Badanelli, ha señalado hoy que esta formación ha incurrido en la “la eterna mentira”, ya que, en su opinión, “es sorprendente, que un partido, en teoría liberal, que apuesta por la bajada de impuestos, entre en pánico cuando les dicen que van a quitar un impuesto a todas luces injusto, reconocido por todos los alcaldes en diversas ocasiones, todo porque tienen que recortar gasto”, algo que “es incompatible” para formaciones como PP y PSOE.

Badanelli ha subrayado la contradicción en que ha incurrido el alcalde, José María Bellido, después de firmar en 2019 con esta formación la desaparición del impuesto de plusvalías, por lo que “o miente ahora o mentía antes, porque parece que ahora está contento con el nuevo impuesto del gobierno socialcomunista, intervencionista que estigma y exprime a los ciudadanos a base de impuestos”.

Vox recuerda la eliminación total de las plusvalías

Vox ha recordado que las ordenanzas fiscales para 2022 ya contienen la bonificación al 95 por ciento de las plusvalías generadas en las transmisiones ‘mortis causa’, pero le ha recordado al alcalde que “la condición es que el año que viene se eliminen todas, y la pregunta ahora es si el señor Bellido va a llevar a cabo este compromiso con Vox o si una vez más está dando una patada hacia delante en ese balón para no solucionarlo”.

La portavoz de Vox ha comentado que si se reducen ingresos por el concepto de las plusvalías hay que recortar gastos y como ejemplos a aplicar ha recordado que “en el informe de Intervención se critica la política subvenciones del Ayuntamiento, que tenía el año pasado 36 millones de euros en subvenciones directas, con nombres y apellidos, un concepto que no afecta al asfaltado, a la iluminación, a la limpieza o a la seguridad de nuestros barrios, sin contar con los dos millones y medio en asesores y altos cargos o los millones y millones en Participación Ciudadana, por lo que, si se eliminase de un plumazo no lo notará nadie, ya que hay millones de euros que se están despilfarrando en cosas superfluas y chiringuitos que se pueden eliminar”.