El Sindicato de Bomberos reclama una promoción interna efectiva


Solicitan más agilidad para pasar del subgrupo C2 al C1 así como las convocatorias de promoción interna para cubrir vacantes

bomberos
Bomberos asistentes a las pruebas para cubrir las 95 plazas. /Foto: LVC
bomberos
Bomberos asistentes a las pruebas para cubrir las 95 plazas. /Foto: LVC

El Sindicato Andaluz de Bomberos (SAB) ha manifestado su malestar después de conocer las dificultades para que los efectivos encuadrados dentro del subgrupo C2 puedan ser promocionados al C1. En la actualidad son más de cien los bomberos que son C2 y la última convocatoria mediante el sistema de oposición en turno de promoción interna sólo contemplaba 95 plazas de bombero conductor.

El SAB explica que “desde 2008 los representantes de los trabajadores del servicio de bomberos del Ayuntamiento de Córdoba están luchando para que se haga una reclasificación de toda su plantilla del grupo C2 al grupo C1, grupo en el que se integran desde hace tiempo la mayoría de servicios de bomberos de Andalucía y de toda España”.

En el caso de Córdoba, esta situación fue bastante compleja de resolver tanto en el SEIS como en el Consorcio Provincial de Extinción de Incendios. En ambos casos, tanto el Ayuntamiento como la Diputación tardaron en despejar el horizonte, ya que fueron numerosas las trabas de índole jurídica que hubo que solventar.

Unificación en los bomberos andaluces

Además, “tras varios años de lucha de los diferentes representantes de los trabajadores de los servicios de bomberos de toda Andalucía, se consigue que desde la Junta de Andalucía se proponga una modificación legislativa para reclasificar la escala básica de los servicios de bomberos de C2 a C1 con el fin de unificar criterios en los distintos servicios de bomberos de toda Andalucía”, y en enero de este se consigue la propuesta de modificar la Ley de Gestión de Emergencias de Andalucía, por la que se rigen todos los bomberos de la comunidad, para la modificación de las escalas laborales.

El pasado sábado se celebró en el Aulario de Rabanales una de las pruebas para cubrir las 95 plazas de bombero-conductor, ya de nivel C1. El SAB denuncia la complejidad a la que se sometieron los bomberos que participaron en la misma, dificultad similar o mayor a exámenes de oposiciones de nuevo ingreso; por no mencionar que hay bomberos que están apunto de jubilarse y se les está requiriendo un conocimiento teórico similar a los de las convocatorias de nuevo ingreso”.

Como ejemplo, el SAB señala que “en otras administraciones, los procesos de reclasificación de C2 a C1 han sido bastante más ágiles y asequibles”, como ha sido el caso de Granada, Zamora o Cartagena.

También critica el SAB que ahora se convoquen cuatro plazas de bombero en turno libre para cubrir las que hasta ahora están ocupadas por interinos. “Estas plazas en otros servicios de España se ofertan en la modalidad de concurso-oposición, de tal manera que quienes han estado prestando servicios en dicha administración, formándose y ejecutando el trabajo con exquisita profesionalidad, se les valora y se les tiene en cuenta la experiencia laboral, pero en este caso el Ayuntamiento de Córdoba estas plazas las han ofertado sin poner en valor todo el trabajo desarrollado por estas cuatro personas que llevan tantos años en el servicio, ofertándolas en oposición de turno libre”.

En su opinión, “el Ayuntamiento ha estado abusando ilegalmente de estas interinidades, cuando el plazo máximo de éstas era de tres años prorrogables por uno más, superando en este caso con creces el número de años que el Ayuntamiento ha estado aprovechándose de esta situación para estos cuatro trabajadores”.

Los mandos intermedios

Por otro lado, en cuanto a los mandos intermedios, también se están realizando “incongruencias que hacen tener descontentos a todo el personal”, según el SAB. La mayoría de mandos intermedios (cabos y sargentos) están enclavados actualmente en el grupo C2 “por lo que de nuevo encontramos el agravio comparado con los bomberos actuales, tanto los antiguos C2 como los nuevos que llevan desde marzo en C1″, además de que “los cabos concretamente llevan años haciendo funciones de sargento sin que se les reconozca este tipo de responsabilidad”. 

El SAB propone, en este caso, haber reclasificado primero a los mandos intermedios para pasar de C2 a C1 y evitar así el agravio comparativo. Además, este sindicato explica que la situación laboral es también extensiva a los oficiales y suboficiales.

“En la última oposición de Suboficiales se dio la posibilidad de cubrir la única plaza que se ofertó mediante una interinidad, pero el Ayuntamiento no ha querido buscar una solución a la problemática que causa no tener esa plaza cubierta y lo peor de todo, sin expectativas de ser cubierta”, señalan.

Por último, hay convocadas dos plazas de oficial en turno libre  y el SBA reclama que se cubran por el procedimiento de concurso oposición, para así tener en cuenta la experiencia de los miembros del SEIS, “dificultando por tanto a los trabajadores de la actual plantilla a que hagan carrera profesional dentro del Servicio, por tanto incumpliendo los principios de igualdad, mérito y capacidad que establece el Estatuto básico del empleado público; con unas bases para la provisión de dichos puestos de trabajo que tampoco se ajusta demasiado a las características del puesto”.