40 Días Por La Vida en Córdoba: ” Ha dado sus frutos”


Ana Ranero, una de las responsables de la campaña, valora para La Voz de Córdoba estos días de oración contra el aborto

“Una chica joven salió de la clínica temblando. Había abortado y se abrazó a nosotros mientras su madre venía a recogerla. La madre nos agradeció que estuviéramos allí, no nos dijo nada”. Ana Ranero nos cuenta uno de los diferentes testimonios y anécdotas que han vivido a lo largo de 40 días en un duro banco de la avenida de las Ollerías, junto a una clínica abortiva. “Uno de los logros  es que mucha gente no sabía de la existencia de esta clínica, ni tan siquiera los propios vecinos”. 

Pocos días antes de finalizar esta campaña, llevada a cabo en distintas ciudades de España, un grupo proabortista se colocó cerca de los voluntarios de la campaña, leyeron un manifiesto en favor del aborto y “rezaron una especie de ave maría adaptado por ellos”. Lejos de escandalizarse, Ana Ranero lo cuenta con aceptación y respeto: comprende que haya gente para todo aunque desde movimientos provida como el que ella representa lo que se trata es explicar el sentido sagrado y único de la vida humana. En esta ocasión ha sido rezando. “No hemos abordado a nadie. Todos los miembros firmaron el manifiesto de paz para que nadie discutiese con nadie”.

Al comienzo de la campaña, Teresa Rodríguez, de Podemos (o de la escisión política que sea ahora) vino buscando boca y amparo policial contra ‘el atentado que suponía a la libertad de las mujeres” esta campaña. Pero no consiguió su propósito. La subdelegación envió una patrulla de Policía Nacional, que solo encontró a gente rezando y no tuvieron que actuar. “Si nos hubieran pedido cambiarnos de sitio lo hubiéramos hecho”, asegura Ranero.

Más allá de los intentos políticos e ideológicos para evitar esta actividad , la campaña ha conseguido en opinión de Ana Ranero “sus frutos”. Gracias al trabajo de 328 voluntarios que han una 1.248 horas de vigilia, desde las 9 de la mañana a las 9 de la noche, en turnos de una hora que en muchos casos se “convertían generosamente en dos”. Al número de voluntarios, uno de los más altos de España después de Madrid, hay que añadir otras incorporaciones que no se han contabilizado “como la de los vecinos de la zona que se han sumado a rezar o de grupos evangélicos que nos han acompañado”, nos dice la portavoz. 

d23bc3c0 6b95 47dc a946 db8a0f2b9407

En términos globales, y según los datos que manejan los responsables del movimiento provida, se han salvado 8 vidas en toda España en estos días y una sanitaria decidió abandonar el trabajo en una de estas clínicas. Quizá no parezcan grandes números, pero desde Córdoba se sienten satisfechos. “El aborto no es algo normal aunque sea legal”, ha concluido Ranero, que piensa que “se ha conseguido por lo menos que se conozca este problema mucho más”. 

Este movimiento, nacido en EEUU, se lleva a cabo internacionalmente. Suelen ser dos campañas las que se desarrollan al año, “una en esta época y otra en Cuaresma”, aunque de momento en Córdoba “se está sopesando si hacerla”.