Una campaña busca frenar la ludopatía entre los adolescentes


Desde Acojer reconocen que la edad del ludópata está bajando de forma "alarmante"

ludopatía
Salvador Secilla y Antonio Álvarez. /Foto: LVC
ludopatía
Salvador Secilla y Antonio Álvarez. /Foto: LVC

El gobierno municipal está preocupado con el incremento de las cifras de ludopatía entre los más jóvenes, que, además, se han incrementado un 15 por ciento como consecuencia de la pandemia. Para ello, la Delegación de Salud y Consumo, junto con la Asociación de Jugadores en Rehabilitación (Acojer) ha puesto en marcha una campaña titulada ‘Game over’ que busca concienciar a los adolescentes del riesgo de la adicción a las nuevas tecnologías. 

El delegado de Salud y Consumo, Antonio Álvarez, ha explicado que esta campaña da también cumplimiento a un acuerdo plenario de enero del pasado año en contra de la ludopatía y se hace coincidir con la Semana Cultural de Acojer contra la Ludopatía y el Día Mundial sin Juego que se celebra hoy.

Álvarez ha destacado los datos que reflejan el problema, como que el 91 por ciento de los adolescentes entre 14 y 15 años juegan a viodejuegos. Esta modalidad, ha añadido, es la puerta de entrada a la ludopatía, ya que desde un formato aparentemente inocente se incita a los niños a apostar y a gastar pequeñas cantidades de dinero que van creciendo progresivamente.

Una ludopatía más temprana

Además, “la adicción potencial o el uso problemático en Andalucía es del 17,6 por ciento entre los 12 y los 20 años”. Desde Acojer reconocen que cada vez les llegan casos de ludopatías más jóvenes. “Los menores empiezan a pagar pequeñas cantidades y eso conduce a que haya personas con 11 años afectadas por ludopatía”, según Álvarez.

El presidente de Acojer, Salvador Secilla, ha informado de que “el paciente de hace 20 años tenía entre 40 y 60 años de edad y el de ahora está entre los 20 y los 30 años; es una cosa alarmante”.

En opinión de Secilla, la ludopatía “es la enfermedad del siglo XXI y va a más”, además de que “no tiene status social, no es visible, pero es muy ruinosa”. La campaña contar la ludopatía puesta en marcha desde el Ayuntamiento consiste en publicidad en ocho autobuses de Aucorsa así como un folleto, que se puede descargar a través de un código QR, y que se remitirá a todos los centros escolares de la capital.