El Ayuntamiento pagará la reparación de un trastero dañado por un cohete de Fin de Año


El Consistorio alegaba que la responsabilidad era del contratista, algo que no admite el juez en la sentencia

cohete ayuntamiento
Fuegos artificiales. /Foto: LVC
cohete ayuntamiento
Fuegos artificiales. /Foto: LVC

El Ayuntamiento ha sido condenado a pagar a una familia la reparación de un trastero que se vio dañado por la caída de un cohete durante la función de fuegos de artificio en la fiesta de Fin de Año celebrada el 1 de enero de 2020, la última antes de la pandemia. El artefacto cayó esa noche sobre el trastero que una familia tiene en la azotea de su vivienda, situada en la calle Jesús y María, en las inmediaciones de la plaza de las Tendillas, donde se celebra la mencionada fiesta.

La evaluación de los daños, según se recoge en el fallo de la sentencia del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de Córdoba, asciende a la cantidad de 900,60 euros, a los que hay que añadir el IVA correspondiente más los intereses de demora, a contar desde el 22 de abril del pasado año, momento en el que se presenta la reclamación de responsabilidad patrimonial en el Ayuntamiento.

Como figura en la sentencia, los daños causados por el cohete fueron de impacto, con perforación, deformaciones y chamuscado tanto de la chapa de la puerta como de la cubierta del trastero. La cantidad solicitada por la familia afectada asciende a la cantidad de 1.089,73 euros.

Esta reclamación no fue contestada por el Consistorio y casi al cabo del año, en concreto el 10 de marzo de 2021, la familia afectada por la caída del cohete en su trastero presentó en los Juzgado un recurso por la vía contencioso administrativa. 

El Ayuntamiento es responsable

El Ayuntamiento ha alegado en su defensa que la responsabilidad de los daños recae sobre el contratista del espectáculo pirotécnico, y así lo entiende el juez, aunque en la sentencia señala que esta norma tiene la excepción de aquellos casos “derivados inmediata y directamente de una orden administrativa”, como es el caso de la fiesta de Fin de Año en las Tendillas. Por esto, el Consistorio tiene ahora la vía abierta para reclamar al contratista por la vía civil.

Por último, la sentencia, que condena en costas al Ayuntamiento, señala que el IVA se reembolsará a la familia afectada una vez se haga la obra de reparación y se justifique el gasto con las correspondientes facturas.