Rosa Díez: “Tenemos políticos por debajo de nuestras expectativas, en general”


La Voz de Córdoba inicia el ciclo 'España en concordia' con el análisis de la política vasca

Díez

La actual situación política en España fue diseccionada por Rosa Díez en la última edición del podcast El Coro, que semanalmente produce La Voz de Córdoba. En esta ocasión, además, se ha iniciado el ciclo ‘España en concordia’ que, gracias al Ayuntamiento de Córdoba y a la Fundación Cajasol, ofrecerá con periodicidad mensual la opinión de un experto de primer nivel.

Rosa Díez ofreció las claves para entender buena parte de una actualidad de la que ella formó parte tanto desde las filas del PSOE, en el que estuvo hasta 2007, como desde UPyD, del que fue cofundadora. El abandono de la política de primera línea no le ha hecho perder el pulso de un día a día al que, como repite con frecuencia, hay que ofrecer resistencia desde la sociedad.

La reivindicación actual de esta política vasca pasa por la defensa de las instituciones, así como del marco jurídico generado bajo la Constitución que protege la igualdad de todos los españoles. Esta defensa está motivada por una fractura actual que, en su opinión, tiene un doble origen.

Como explicó en el transcurso del acto que se celebró en la Fundación Cajasol, y que contó con la participación de los periodistas de La Voz de Córdoba Rafael González y Jesús Cabrera, por una parte “en España nadie ha hecho pedagogía democrática y nadie nos ha enseñado que a las instituciones hay que defenderlas”. Esta es la premisa que en febrero de 2020 dio pie a la creación de la plataforma Unión 78, cuyo objetivo es concienciar a la sociedad de la necesidad de defender la democracia.

Esa falta de “pedagogía democrática” ha generado, según Rosa Díez, otra situación de la que ahora se están pagando las consecuencias y es que “somos una democracia muy joven, muy imberbe, y tenemos políticos por debajo de nuestras expectativas, en general”. Por si no ha quedado claro, esta idea la resumió en que “el problema de ahora de España es que la clase política es de un desnivel, de una mediocridad espantosa”.

El otro factor que define la situación actual de España es la labor iniciada por José Luis Rodríguez Zapatero de “romper la cohesión entre los españoles”. Este trabajo, desarrollado durante su primer mandato, lo ejecutó en tres frentes, como fueron la ley de violencia de género, el diálogo político con ETA y la denominada memoria histórica, rematada recientemente con la ley Celáa, cuyo fin es “legalizar el adoctrinamiento”, así como “inventarse una historia nueva en la que puedan sentirse cómodos estos que nos gobiernan”.

Esta “ruptura de la cohesión social”, como explicó Díez, era algo muy estudiado por Zapatero, una “decisión estratégica” que ya había sido puesta en marcha en Francia por Mitterrand, ya que “si hay otro partido a la derecha el PSOE gana siempre con menos votos”.

Por si fuera poco, la política y escritora vasca añadió otro elemento más al historial de este ya expresidente del Gobierno, dado que “el mayor daño que hizo Zapatero a España no fue la negociación política con ETA, sino quitarnos la capacidad de raciocinio y de orgullo como españoles”, lo que abrió el campo de actuación de los partidos nacionalistas.

Aunque puedan existir numerosos parecidos entre Rodríguez Zapatero y Pedro Sánchez, Rosa Díez es capaz de establecer las diferencias entre ambos políticos del PSOE. En su intervención del pasado jueves en Córdoba estableció las diferencias entre ambos de un modo bastante gráfico. Al primero le gustaba “la imagen que daban de él, de un hombre con buen talante”, mientras que del segundo no duda en afirmar que es “un ‘psicópata’, le importa muy poco lo que piensa la gente y se quiere por sí mismo”. ¿Un ‘psicópata’? Para Díez “no es un insulto, es una descripción”, lo que hace que “estemos gobernados por un tipo que no tiene ningún tipo de limitación”.

Rosa Díez centró buena parte de su intervención en analizar a estos dos presidentes socialistas y entre ambos gobernó el PP en un periodo que desde su óptica tampoco fue positivo. “Rajoy ganó las elecciones, pero no gobernó como la alternativa sino como la alternancia, y no cambió las políticas de fondo que había llevado a cabo Zapatero”, como las leyes de memoria histórica o de violencia de género.

Es en estos años cuando cobran fuerza dos nuevas formaciones que irrumpen, por la izquierda y por la derecha, en el panorama político. “Son partidos muy distintos, porque Podemos es un partido antisistema democrático y Vox es un partido de aluvión”, y añadió que el primero “quiere la demolición de la democracia”, mientras que con el segundo tiene “muchas discrepancias respecto de su proyecto político y su modelo político”.

Por último, Rosa Díez habló de su presente y de su futuro. En los primeros meses del próximo año saldrá su próximo libro a la vez que, desde el respeto a los partidos actuales no se ve en ninguno de ellos ni “hoy por hoy” tampoco se imagina fundando otro nuevo. “No me veo de la mano de ninguno de los partidos que existen. ¿Qué quieren que les diga?”, concluyó.