La inauguración del curso por el Rey Felipe VI, al detalle


El Rey ve "muy necesario y urgente" prepararse "más y mejor" ante los nuevos desafíos sanitarios y medioambientales

El Rey Felipe VI inaugura en Córdoba el curso académico 2021-22 de las universidades españolas./Foto: LVC
El Rey Felipe VI inaugura en Córdoba el curso académico 2021-22 de las universidades españolas./Foto: LVC
El Rey Felipe VI inaugura en Córdoba el curso académico 2021-22 de las universidades españolas./Foto: LVC
El Rey Felipe VI inaugura en Córdoba el curso académico 2021-22 de las universidades españolas./Foto: LVC

Su Majestad el Rey de España, Felipe VI, ha considerado este lunes que “es muy necesario y urgente” prepararse “más y mejor” para afrontar los nuevos desafíos sanitarios y medioambientales que “claramente comprometen el futuro de nuestro planeta y de las sociedades tal y como las conocemos”, todo ello después del “reconocimiento al extraordinario” trabajo realizado por la comunidad científica con las vacunas ante la pandemia del Covid-19, que “debe dar paso a una etapa en la que la importancia de la ciencia se mantenga con independencia del contexto sanitario”.

Así lo ha expuesto en la inauguración en Córdoba del curso académico 2021-22 de las universidades españolas en un acto solemne celebrado en el salón de actos Juan XXIII del Campus Universitario de Rabanales de la Universidad de Córdoba (UCO), deseando que este curso universitario sea el de la recuperación de “la presencialidad”, siempre “con el absoluto respeto a las medidas sanitarias”.

Según ha defendido ante los citados desafíos, “es necesario invertir los esfuerzos, al máximo posible, en investigación e innovación”, y en ello “las universidades son protagonistas esenciales de ambas actividades”, por lo que “la potenciación de la investigación y transferencia del conocimiento a los sectores sociales y productivos del país ha de convertirse en una prioridad para la sociedad y los poderes públicos”, ha resaltado Felipe VI.

En palabras del Rey, “el conocimiento generado en la universidad debe traspasar sus fronteras y permear en todos los ámbitos”, al tiempo que ha manifestado que espera que “el curso académico venga acompañado de importantes éxitos para el sistema universitario español en su conjunto”.

Al respecto, confía en “ser capaces de mantener e incrementar sus fortalezas y abordando de manera decidida todos los aspectos que puedan mejorarse para cumplir con el mandato fundamental que tiene encomendado: dar el mejor servicio de educación superior a la sociedad”. Y es que, según ha agregado, “el valor de la universidad reside precisamente ahí: en su vocación de servicio para contribuir a mejorar las sociedades de las que forma parte”.

En relación con el curso, ha confiado en “la recuperación de las clases presenciales de manera muy generalizada”, tras las limitaciones por la pandemia, y ve “necesario y justo manifestar el agradecimiento a la comunidad universitaria por el enorme esfuerzo para conseguir que la formación y la investigación no sufrieran demasiado y no perdieran la calidad propia de un sistema universitario que forma parte del Espacio Europeo de Educación Superior”.

Por otra parte, Felipe VI ha señalado que “la irrupción de la enseñanza virtual en las universidades se ha manifestado como una excelente oportunidad para extraer toda su potencialidad como una herramienta complementaria a la presencial, incluso como elemento indispensable para la formación permanente”.

Además, el Rey ha comentado que “en este tiempo de continuas transformaciones, la universidad española afronta un reto inmediato para mejorar la calidad del sistema: un nuevo marco normativo motivado por un contexto de profundos cambios económicos, laborales, tecnológicos, sociales y culturales que ha experimentado el país en una sociedad globalizada y en permanente proceso de adaptación”.

Algunas tareas que trae consigo este nuevo curso son, según ha citado, “la consolidación del sistema universitario como instrumento eficaz de promoción y progreso individual”; “su internacionalización, aprovechando las características que presenta el mundo actual para cooperación y colaboración académica e investigadora con otras universidades y centros de investigación extranjeros”, y “la potenciación de la capacidad investigadora y transferencia de conocimiento”.

Entretanto, Felipe VI ha felicitado a la UCO por su 50 aniversario. “Siempre es una buena noticia para toda la sociedad reconocer una sólida trayectoria educativa y formativa como esta, que es un referente en los ámbitos agroalimentario, científico y de innovación”, ha dicho.

Papel “protagonista” de la Universidad

Mientras, el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha destacado “el papel protagonista de las universidades en la recuperación económica y social de la región tras la pandemia”, a las que ha definido como “palancas propulsoras de conocimiento, pero también de desarrollo, emprendimiento y más y mejores alianzas con el tejido productivo”. Ha recordado que esta Legislatura, por primera vez, el presupuesto anual de las diez universidades públicas andaluzas supera los 2.000 millones, de los que más de 1.500 millones son de presupuesto autonómico.

Así, ha aseverado que la Junta está “plenamente comprometida con velar y potenciar el sistema universitario al que se dota de la mayor cantidad de recursos de su historia, redoblando los esfuerzos para que éste dé el máximo de sus posibilidades”. Ha apuntado que en menos de tres años se ha dedicado a la investigación más de 300 millones, ha aplaudido a la UCO por sus 50 años y ha proclamado que este curso “debe ser el de la mayor normalidad posible, que pasa por la vuelta a la máxima presencialidad”.

“Es hora de apoyar”

Por su parte, el ministro de Universidades, Manuel Castells, ha declarado que “aunque la autonomía universitaria ha funcionado y rectores y equipos de gobierno han cumplido con su gestión, es hora de apoyar más decididamente a la universidad”, defendiendo “incrementar recursos disponibles en colaboración con las comunidades autónomas en función de sus competencias”. Entre algunas cifras del último año, ha señalado 400 millones del fondo Covid y 530 millones de fondos europeos.

También, ha subrayado que “es necesario actualizar un marco jurídico estatal de dos décadas, que se ha visto superado por la velocidad del cambio tecnológico, cultural y social”, de ahí el trabajo del Ministerio sobre el anteproyecto de ley orgánica del sistema universitario, en período de consulta. Y ha valorado “haber superado en cierta medida las dificultades sin precedentes del curso pasado, gracias al esfuerzo de todos”, entre otros aspectos.

La Universidad pide “adecuada” financiación

Y el rector de la UCO y presidente de CRUE-Universidades Españolas, José Carlos Gómez Villamandos, ha defendido contar con “un modelo de financiación valiente”, algo en lo que ha agradecido la labor del presidente de la Junta, admitiendo que “queda la ardua tarea de concretar la puesta en marcha”.

También, ha afirmado que “a nivel estatal se está en una etapa decisiva para una nueva Ley de Universidades y una reforma de la Ley de Ciencia”, de modo que “se necesita que las leyes aborden los cambios estructurales que las universidades necesitan”, ha indicado el rector, quien ha pedido “mantener los cambios en el tiempo”, valorando “la disposición al diálogo” del ministro de Universidades.

Y ha resaltado líneas “imprescindibles” para garantizar el modelo, como “financiación adecuada, autonomía en políticas de personal y académica y un marco para el personal universitario que propicie certidumbre y reconocimiento”, con “rendición de cuentas por resultados”.

El acto ha comenzado con la lección inaugural de la catedrática de Genética de la Facultad de Ciencias de la UCO, María Teresa Roldán Arjona, sobre ‘Reparación del AND. Entre la estabilidad del genoma y la plasticidad del epigenoma’. Ha habido una actuación del Coro Averroes y en las puertas del campus se ha concentrado personal de CCOO en contra del anteproyecto de Ley de Universidades y el modelo de financiación regional.

Han estado presentes, además de las autoridades citadas, el delegado del Gobierno en Andalucía, Pedro Fernández; el alcalde, José María Bellido; los consejeros de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades, Rogelio Velasco, y de Salud y Familias, Jesús Aguirre, y el presidente de la Diputación, Antonio Ruiz, entre otros.