La caza, frente a la Agenda 2030


VOX denuncia que al sector cinegético se le acosa y trata de hacer desaparecer debido a las exigencias de la norma conservacionista para el año 2030

e5287fcc 7f5c 4ff8 9620 1cf61b0f5929

Villaviciosa de Córdoba acogió el pasado viernes el podcast El Coro de la Voz de Córdoba para hablar de caza. Un programa que se grababa justo unos días después de que fuera paralizada la tramitación del proyecto de la conocida como ‘ley de bienestar animal’, que endurecería las condiciones para el cuidado de los animales – cosa que está muy bien- pero que en esa regulación se verían afectadas actividades cinegéticas como la caza con hurón, la perdiz con reclamo o el uso de rehalas. “La ley tiene un espíritu mascotista y está hecha por urbanitas”. Contundente comenzó su intervención Alejandro Hernández, presidente de VOX Córdoba y parlamentario andaluz. VOX ha sido el único partido que  se ha opuesto frontalmente a que esta ley prosperase “tras escuchar las alegaciones de la federación de Caza”, puntualiza Hernández.

Federación que ha estado presente en el podcast de la mano de Jesús Pérez Villalta, que también pertenece a la sociedad de cazadores ALUCONA y que se presenta (y ejerce) como cuidador del campo. “En la época mala para la caza, el verano, los cazadores están limpiando charcas, alimentando a los animales, y ayudando si hay un incendio. Los senderistas ensucian incluso más de lo que se dice. Es el cazador es el que cuida el campo”. 

La caza en cifras

Pérez Villalta arroja unas cifras que son, cuando menos, para reflexionar sobre lo que supone el mundo de la caza: en términos globales genera 7.500 millones de euros y crea de manera directa e indirecta 186.000 puestos de trabajo. Ese es el principal argumento del concejal de VOX en Villaviciosa, Sergio López, que profesionalemente se dedica a la gestión y organización cinegética. López define a la caza como “un generador de empleo de primer orden” por todo lo que conlleva y los sectores a los que implica: desde la hostelería, pasando por la propia de la actividad (armerías y equipo), la automoción, el transporte, el turismo y la alimentación. 

Alejandro Hernández además acota la cuestión para darle una mayor importancia ya que según el parlamentario “esos números en términos relativos aun son más importantes, porque se producen en zonas donde no hay muchas más alternativas de trabajo”.

anyconvcom 85cd109b 444c 4f55 90f5 db927a1b29b0

En Andalucía hay, según Pérez Villalta, 250.000 cazadores. ‘Solo’ 100. 000 están federados, algo que es un contratiempo para el edil de VOX Sergio López, “porque el colectivo necesita más peso y más unión. A cualquier concentración animalista acude más gente que a una de cazadores, que además protestan poco”. Puede que en efecto, los cazadores callen mucho, pero sí pueden hablar a través de las urnas. Y Pérez Villata hace una reflexión sobre qué partido apoyan la caza y cuáles no y llega a la siguiente conclusión: “250.000 cazadores se pueden convertir en un millón de votos”. 

La dimensión social

Y esto puede ser así por las familias que dependen de la actividad, que viven con temporalidad del sector. Alejandro Hernández introduce un punto interesante al hablar de coherencia y política, ya que según el presidente cordobés de VOX, “se habla mucho de la España vaciada, pero prescindir de la caza es un gravísimo error”. Y Jesús Pérez lo corrobora dando un listado de varias aldeas en torno a Villaviciosa cuyos vecinos viven casi exclusivamente de la caza. Una actividad para la gente joven, que pueden hacer de ella una manera de ganarse la vida, como hace Sara Montenegro y su pareja, y que se dedican a mantener una rehala para usarla en las monterías. “La mujer además tiene cada vez más presencia en la caza. Yo lo veo aquí en Villaviciosa”, nos apunta Sara. No sólo es una salida profesional para nuestra invitada trabajar como rehalera; supone el mantenimiento de costumbres y tradiciones. Y estas peligran ante la Agenda 2030. Lo dice Alejandro Hernández, que ve tras leyes como las de bienestar animal a la famosa ‘doctrina’ europea que tiene como inspiración el ecologismo y el conservacionismo más radical. “hace años que el escritor Juan Benet definió al ecologismo como una nueva beatería, pero ahora es que un peligroso movimiento integrista. O estás con ellos o contra ellos. Y te puede quedar sin subvenciones, ni ayudas, ni apoyo”. Sergio López. al Igual que Jesús Pérez, ponen el acento en las subvenciones: “ninguna para los cazadores ni la caza y sí para los grupos ecologistas”. Un agravio en toda regla.

Y un tema que va más allá de la actividad cinegética, porque como dice Alejandro Hernández “Vox lo que hace esencialmente es defender la libertad, y para nosotros, que los ciudadanos puedan desarrollar sus aficiones dentro de la ley, hay que defenderlo”.   

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here