Diputación y Teléfono de la Esperanza impulsan una jornada sobre cómo prevenir el suicidio en jóvenes


Llamas: "Con el aislamiento y la digitalización de nuestras relaciones se han incrementado exponencialmente los problemas de salud mental"

Inauguración de la jornada en la Diputación sobre cómo prevenir el suicidio entre jóvenes./Foto: Diputación de Córdoba
Inauguración de la jornada en la Diputación sobre cómo prevenir el suicidio entre jóvenes./Foto: Diputación de Córdoba
Inauguración de la jornada en la Diputación sobre cómo prevenir el suicidio entre jóvenes./Foto: Diputación de Córdoba
Inauguración de la jornada en la Diputación sobre cómo prevenir el suicidio entre jóvenes./Foto: Diputación de Córdoba

La Diputación de Córdoba, a través del Centro de Información Juvenil y en colaboración con el teléfono de la Esperanza, se suma a la celebración del Día Internacional de la Prevención del Suicidio con la organización de unas jornadas en las que agentes locales que trabajan en el ámbito de la juventud se han informado sobre cómo detectar, prevenir y tratar los problemas de salud mental que se dan entre los jóvenes, especialmente a raíz de la pandemia.

Durante el acto, el delegado de Cohesión Social, Consumo, Participación Ciudadana y Protección Civil de la Diputación, Rafael Llamas, ha manifestado que “es fundamental incidir en la prevención, de ahí que tengamos que formar a nuestros técnicos que trabajan con los jóvenes”.

De igual modo, ha aprovechado para valorar el trabajo de los voluntarios del Teléfono de la Esperanza, sobre todo en la época de la pandemia, y ha insistido en que “es importante el trabajo en el entorno digital, ya que con el aislamiento y la digitalización de nuestras relaciones se han incrementado exponencialmente los problemas de salud mental”.

Por su parte, la delegada del Teléfono de la Esperanza de Córdoba, Josefina Santos, ha explicado que el trabajo de su entidad “es desde hace años la salud emocional a través de voluntarios formados y convencidos de que ésta es parte de la salud de la sociedad y de la prevención del suicidio”.

Además, la delegada territorial de Salud y Familias de la Junta, María Jesús Botella, ha elogiado la labor del Teléfono de la Esperanza para que “se visibilice esta realidad tan dramática y dolorosa, que no se debe esquivar”, y ha resaltado el papel de la Atención Primaria.

Durante la jornada ha tenido lugar una conferencia titulada ‘Prevención de autolesión y suicidio en adolescentes en la era digital’, a cargo de Luis Fernando López y Eva María Carretero. Ambos son psicólogos, co-directores y creadores del proyecto Isniss de investigación, detección, prevención e intervención en conductas autodestructivas, autolesivas y suicidas.

De forma previa, de 9:30 a 11:30 horas, ha tenido lugar en la puerta principal del Palacio de la Merced una mesa informativa con retransmisión radiofónica a cargo de voluntarios del Teléfono de la Esperanza.

Los jóvenes y la salud mental

Los principales trastornos entre los jóvenes son la ansiedad y la depresión, problemas que se ven agravados por la invisibilidad de este tipo de situaciones y por las situaciones vividas como consecuencia de la pandemia.

Las personas de 18 a 34 años son las que han frecuentado más los servicios de salud mental, han sufrido más ataques de ansiedad y han modificado más su vida habitual.

Esta situación ha derivado en el incremento de pensamientos autodestructivos que pueden generar tendencia al suicidio. En España, según datos del Instituto Nacional de Estadística de 2017, el suicidio fue la primera causa externa de muerte en el país, siendo especialmente inestable la brecha de edad entre los 15 y 39 años.