Infraestructuras defiende el uso de fondos PFEA para el arreglo de la calle del Brillante


Dorado dice que la actuación en la calle Fausto de Florida "es una intervención muy necesaria debido al mal estado en el que se encuentra la vía"

Calle Fausto de la Florida, antes y después. / Foto: Google, IU

El responsable de Infraestructuras del Ayuntamiento de Córdoba, David Dorado (Cs), ha salido al paso de las críticas que esta mañana se hacían desde el grupo municipal de Izquierda Unida respecto al uso de material y al gasto total (500.000 euros) que se han empleado en la reparación de la calle Fausto de Florida en la zona de El Brillante. Izquierda Unida, a través de su viceportavoz Amparo Pernichi, ponía el acento en el pequeño número de familias beneficiadas, que son 11, y en el material empleado: adoquines. Un tipo de material que solo se usa para las reformas del casco histórico. 

“La Delegación de Infraestructuras de este Ayuntamiento planifica las obras atendiendo principalmente a los criterios de necesidad y mejora de la vida de los ciudadanos, que se merecen este tipo de actuaciones de mejora vivan dónde vivan”, ha indicado el teniente de alcalde, quien ha asegurado que “todos los cordobeses pagan sus impuestos y tienen que recibir los mismos servicios por parte de su Ayuntamiento”.

calle
David Dorado, en la calle López de Alba. /Foto: LVC

“¿Los vecinos del Brillante no pagan sus impuestos? ¿No tienen derecho a que se les arreglen las calles donde residen?”, se ha preguntado el edil, en alusión a las declaraciones de Pernichi.

Dorado ha indicado que no le sorprende que IU no quiera que se reformen las calles del Brillante. “Se le ha visto de nuevo el plumero porque está claro que la izquierda solo va a beneficiar a los barrios en los que más les votan”, ha afirmado el delegado quien ha manifestado que “así lo hicieron en los años en que gobernaron, ahondando en un desequilibrio entre los barrios y en un abandono de las zonas de la ciudad que no le son afines electoralmente”.

Hay que precisar no obstante que las críticas del grupo municipal de Izquierda Unida han sido muy cuidadosas en este sentido al aclarar que “no es por el lugar, sino por el número de gente a la que impacta y qué materiales se emplean”.