La alerta roja es nuestra amiga


Durante el viernes y el sábado se avisa del riesgo por el calor con el nivel rojo en las horas centrales del día

La Agencia Estatal de Meteorología ha ampliado hasta el sábado el aviso rojo por altas temperaturas entre las 2 de la tarde y las 20 horas. Entendemos que el final de ese aviso rojo es estimativo porque a las 9 de la noche también puede ser complicado salir a dar un paseo o sacar a los niños al parque en Córdoba. 

La máxima prevista para este viernes es de 44 grados, lo cual no está nada mal para una ola de calor que se precie. Hay que tener en cuenta que esa temperatura prevista es para el Aeropuerto, no para la calle Cruz Conde, la Avenida de Las Ollerías ni para el Puente Romano, con su granito rosa. El granito es un tipo de roca que soporta temperaturas extremas. Acumula el calor y lo va soltando lentamente, lo cual es como una propina de recuerdo estival en los días de otoño, cuando refresca. 

2017 06 25 19.02.09 300x225

Ante la ola de calor, La Junta de Andalucía se suma a los avisos amarillos, naranjas y rojos y nos advierte de cosas importantes para no desfallecer: beber agua aunque no se tenga sed para mantenernos hidratados y no salir a la calle en la horas centrales cuando pega más el sol. Estas son medidas de sentido común pero vivimos una época rara en ese sentido, ya que la gente hace cosas extrañas en general que no se le hubieran ocurrido a nuestros abuelos. Puede que la culpa sea del Tik-Tok.

Respecto al sueño, la Consejería de Salud y Familias nos recomienda que “para disminuir los efectos del calor sobre el sueño, es aconsejable establecer un horario regular y dormir una siesta no superior a 30-45 minutos”. Quizá ello esté comprobado científicamente pero es algo que va en contra de los principios antropológicos de la siesta estival española, de esas que te despierta el pincel de un arqueólogo en la cara siglos más tarde. Puede que en la Consejería no lo sepan, pero después de dos vasos de gazpacho de postre el sopor es similar a la narcolepsia y el estado de trance en el que se entra, aumentado por el calor, es superior a unos pírricos 45 minutos. Cabe recordar en este punto que el gazpacho es una bebida isotónica natural que aunque se repita, porque lleva su ajo, nos mantiene felices e hidratados. 

Entre las recomendaciones para descansar mejor durante la canícula se nos dice también que “es recomendable cenar regularmente y de forma ligera (esperar dos o tres horas antes de meterse a la cama), no consumir alcohol, cafeína ni otros excitantes antes de ir a la cama y huir de interferencias exteriores, como el ruido. Se debe mantener las habitaciones frescas y recurrir al aire acondicionado. Si no se dispone de él, son importantes las duchas con agua tibia (no fría)”, aportaciones saludables que agradecemos pero que hay que matizar sobre todo respecto al aire acondicionado: en caso de tenerlo instalado en realidad no se puede utilizar si queremos además pagar la hipoteca o el Mercadona el mes que viene. 

Hoy, tendremos pues, nivel rojo de alerta y mañana también. El último récord de temperatura en España lo tiene Córdoba, que en la ola de calor de julio de 2017 alcanzó los 46,9 º c. Todo apunta a que nos superaremos a nosotros mismos.