Caminito de los 40 grados


La semana llegará al sábado con las temperaturas habituales de esta época del año después del respiro del lunes y martes

calor coche temperatura
Jóvenes ante un termómetro. /Foto: LVC

 

Alerta amarilla. Lo ha decretado la AEMET y en Córdoba, al margen de alertas, ya sabemos lo que significan julio y agosto en el termómetro y en el dormitorio durante la noche. Parecía un espejismo lo del principio de esta semana y ciertamente lo fue, por lo poco que duró el regalo: poder dormir por la noche, taparse con una sabanita al amanecer, pasear por la tarde sin esperar como un murciélago a que se ponga el sol…

Pero la previsión nos anticipaba que hacia el final de la semana el asunto se estabilizaría. Vamos, que volvería a hacer el preceptivo calor. Para este jueves, sin ir más lejos, están previstos los 38 grados, que la verdad es que se ven más como un  agradable aperitivo que como el castigo que puede llegar durante el fin de semana, aunque ya sabemos que los 38 son supuesto, en el aeropuerto y según los criterios científicos de la AEMET. En la vida real pueden ser 42. Sobre todo den la ciudad del granito rosa y gris patrimonio de la Humanidad y de las canteras. 

2018 08 01 18.29.44 300x225

Las horas previstas para el clímax de la alerta amarilla en la campiña – la capital también está en ese hoyo llamado ‘valle’- son entre las dos de la tarde y las ocho. Si no tiene nada mejor que hacer mejor un poquito de Netflix y ventilador en ese tramo. No recomendamos poner el aire acondicionado porque, además de contribuir al apocalipsis climático, les puede dejar sin unos ochavos para tomarse un vargas en alguna de las pocas terrazas que quedan abiertas en Córdoba.

Porque gran parte de la hostelería ha huido de la capital y no solo por las alertas de la AEMET. Llegarán en septiembre pidiendo ayudas económicas a la administración.