El atasco en la DGT de Córdoba que denuncian las autoescuelas


Las autoescuelas cordobesas, junto a CECO, protestan por el descenso de actividad administrativa durante el verano y la larga lista de exámenes pendientes

autoescuela 1024x626

Saldremos más fuertes pero respetando las vacaciones estivales. Sobre todo las de las administración, faltaría más. El verano en la administración pública es más largo que el de los administrados que curran para ,entre otras cosas, aportar con sus impuestos el sueldo de los empleados públicos. El estío de la administración se contempla entre el 15 de junio y el 16 de septiembre, que no es un mal verano. Ni corto, tampoco.

Durante ese periodo estival la Jefatura Provincial de Tráfico de Córdoba ha reducido el servicio de exámenes al 50% de su capacidad, al igual que hicieron el año pasado. Consecuencia de ello: se pierden 1.694 pruebas al mes que al final del veranito estatal suponen 5.082 pruebas. Así lo han denunciado desde la Asociación Provincial de Autoescuelas de Córdoba (APAC) que aunque reconocen que Córdoba es de las provincias que mejor dotada está de plantilla de examinadores – 14, uno más que el año pasado- no se emplean todos esos efectivos en su función de examinar, ya que dos de ellos son destinados a otras labores administrativas o a realizar exámenes teóricos. Desde la APAC recuerdan que las aulas de Córdoba están informatizadas y no requieren de nadie especializado para hacer esos exámenes. Apuntan que este hecho provoca que se pierdan 484 exámenes prácticos que suponen 5.808 pruebas anuales. 

ceco y autoescuelas de cordoba antonio diaz y rafael cruz 1

El atasco afecta al empleo

Rafael Cruz, que es el presidente de APAC, ha comparecido esta mañana en la sede de CECO junto con el presidente de la patronal cordobesa, Antonio Díaz, para denunciar esta situación. Este último ha ido directamente al grano: el carné de conducir “es un título habilitante para poder trabajar”, y si no se obtiene tampoco se trabaja. Todas las políticas de empleo de las administraciones públicas palidecen ante esta obviedad que no suelen incluir en sus talleres de resiliencia y empatía emocional financiados por Europa y los europeos. 

Díaz ha calificado la situación como “crítica, por una gestión poco acorde con la necesidad de las personas”. De los trabajadores y de los empresarios, en este caso de las autoescuelas, que ya han visto a fecha de hoy cómo en la provincia ha cerrado su puertas una y dos se han traspasado, “además de provocar despidos en las plantillas”, según ha informado Rafael Cruz, que no duda en defender a los alumnos “y el daño que esto les provoca, porque en algunos casos les cumple el teórico aprobado y deben matricularse de nuevo con el pago de tasas que ello conlleva. Y la situación no está boyante en las casas, precisamente”. Cruz reconoce el esfuerzo económico que supone prepararse y obtener un permiso de circulación, un esfuerzo que se duplica en muchos casos por la lentitud del ritmo de exámenes. 

Más de 5.000 personas pendientes de examen

Según las cifras que aportan desde APAC a fecha de 17 de junio de este año había una bolsa de 3.655 alumnos pendientes de examen en Córdoba capital, 1.248 en el centro de exámenes de Puente Genil y 383 en el de Pozoblanco, lo que hace un total de 5.286 alumnos pendientes de examen en toda la provincia. Según Rafael Cruz, hasta 2019 lo habitual es que, como mucho, los atrasos en los exámenes afectaran a unos 1.000 alumnos. Todo esto se agrava además con el sistema CAPA (Capacidad para las Pruebas de Aptitud) y que depende de un algoritmo que distribuye la capacidad de examen de cada jefatura. En teoría este sistema estaba pensado para agilizar los tiempos de espera y optimizar los recursos. Se ve que el algoritmo falla.

Acuden a la subdelegación de Gobierno

Las autoescuelas, de la mano de CECO como patronal, solicitan a la subdelegación de Gobierno en Córdoba que tome medidas en este tema, al considerar a tal organismo como máximo responsable. Denuncian no obstante, que llevan más de un año con estas protestas y que se les “ha hecho caso omiso” tanto desde la jefatura como desde la propia subdelegación “que se pone de perfil”, dice Rafael Cruz. 

rafi valenzuela 1024x768
Rafi Valenzuela, subdelegada del Gobierno / Foto: LVC

Este diario ha tratado durante toda la mañana ponerse en contacto con la Jefatura de Córdoba y con su responsable, Piedad Sánchez, sin éxito. La centralita robótica te pide un número de extensión -que no conocemos- o te remite a otro número de teléfono gratuito para gestiones que no son las que necesitamos. A poco que uno mire las reseñas valorativas en Google de esta jefatura, adivina que, en efecto, los de las autoescuelas no pueden estar muy optimistas de cara a resolver el atasco. De las 153 reseñas de usuarios, es llamativo el elevado número de críticas negativas que esta jefatura cordobesa tiene:

 

captura de pantalla 2021 07 19 a las 115310

captura de pantalla 2021 07 19 a las 115443

Tanto desde APAC como desde CECO han advertido nuevamente el tremendo riesgo que suponen económicamente este retraso en la realización de exámenes, ya que algunas autoescuelas “están llegando a una situación agónica” ante la falta de capacidad para dar salida a los alumnos, que deciden abandonar su formación y obtener el permiso en otra provincia debido a este retraso.