VÍDEO | Peatones, bicicletas y patines: cada uno por su sitio y con prudencia


A falta de una normativa nacional que aún no se ha aprobado, el Ayuntamiento va adaptando la movilidad a los reales decretos que se van publicando

Carril bici. /Foto: BJ

Hace ahora un año que el Ayuntamiento puso en marcha las denominadas ‘ciclocalles’, que en realidad son calzadas con señalización horizontal que muestra el icono de una bicicleta advirtiendo a los conductores que existe un carril en el que las bicis tienen preferencia de circulación. Pocos lo respetan, la verdad. A poco que uno se mueva en bicicleta puede comprobar que hay costumbres difíciles de cambiar y la mayoría de los conductores de vehículos tienen el hábito de no convivir con otros medios de transporte alternativo. 

Otra novedad que llegó tras el confinamiento fueron las limitaciones a 30 Km, que tienen un poco que ver con las ‘ciclocalles’ señaladas antes pero que no son exactamente lo mismo. Por eso hablamos con el responsable de Movilidad del Ayuntamiento de Córdoba, Miguel Ángel Torrico, para que nos aclarara la confusión que aún muchos ciudadanos tienen al respecto.

Multas, sanciones y victivismo

Hace escasamente un mes varios ciclistas y usuarios de patines eléctricos (que ahora se llaman pomposamente ‘vehículos de movilidad personal’) se quejaban en las redes sociales al haber sido sancionados por circular en zonas peatonales. Es cierto que el propio Ayuntamiento anunciaba en septiembre del pasado año un endurecimiento de las medidas que regulasen la circulación sobre todo de patines eléctricos, ante la tremenda proliferación de los mismos. Como todo, es cuestión de tiempo, de un ‘toma y daca’ y de acostumbrarse. Y de prudencia y sentido común.

El victivismo vende y de hecho es corriente ideológica, pero hay zonas peatonales en las que se debe circular con prudencia y en las que el Ayuntamiento, en cualquier caso, ha decidido ser un poco más laxo en los denominados ‘entornos especiales’ vinculados principalmente al casco histórico. No existe una persecución administrativa al ciclista, como ha querido dejar claro Torrico. 

El edil pone de manifiesto que aún queda mucho por hacer en materia de infraestructuras, como recuperar el servicio de alquiler de bicicletas para dotarlo de mayor amplitud y efectividad o la implantación de carriles bici tan necesarios como los que están contemplados en el puente de San Rafael.

Y un último apunte: los pasos de peatones son eso precisamente, para los peatones. Antes y ahora es obligatorio bajarse del vehículo de movilidad personal para cruzarlos como un peatón.