Licitan la finalización de la reforma de la Espartería


Este tramo de calle no se incluyó en la actuación de la calle Capitulares ni en la de la plaza de la Corredera

espartería
Estado de la calle Rodríguez Marín (Espartería). /Foto: JC
espartería
Estado de la calle Rodríguez Marín (Espartería). /Foto: JC

La calle Rodríguez Marín, conocida popularmente como la Espartería, quedará reformada en su totalidad al licitarse, por parte de la Delegación de Infraestructuras del Ayuntamiento, el tramo en el que falta por actuar, que es el comprendido entre la calle Capitulares y su intersección con Tundidores y Pedro López. El precio de licitación, sin impuestos, es de 57.567 euros y ya se pueden presentar las ofertas hasta el próximo 9 de agosto.

Este tramo de la Espartería, de apenas unos metros, quedó sin reformar cuando se actuó en la plaza de la Corredera y, más recientemente, tampoco se incorporó al proyecto de la calle Capitulares ni al de Pedro López. Su estado de conservación es bastante deficiente y tiene numerosas irregularidades tanto en las aceras como en la calzada que dificultan el caminar a los mayores y a las personas con algún tipo de discapacidad física o visual.

El nuevo aspecto de la Espartería

La reforma de la Espartería fue una de las reivindicaciones que realizó el PP durante el anterior mandato municipal, debido a las numerosas quejas de los vecinos por el estado en que se encontraba la calle. Desde 2016 reivindicó una reforma que no se llevó a cabo.

El plazo de ejecución que tienen estos trabajos es de sólo 45 días, ya que se intervendrá en una superficie pequeña, de poco más de 300 metros cuadrados. Terminado este periodo la Espartería tendrá un aspecto nuevo, ya que dispondrá de una plataforma única, conservando los materiales utilizados en el tramo inferior de la calle: solería en acerados de losas de granito gris abujardado y calzada de adoquín de granito rosa que se reutilizará el existente en la actualidad.