Santi Martínez-Vares: “Es muy difícil de entender al presidente sin Iván Redondo. Será un Sánchez nuevo”


El periodista y analista político habla con La Voz de Córdoba sobre el reciente cambio de cromos del presidente del Gobierno

La tarde del sábado y las temperaturas africanas pedían siesta, pero a Pedro Sánchez le dio por despertar del posible sopor sobre todo a los periodistas, suponiendo que un periodista duerma una siesta estival, que es mucho suponer. 

santiago martinez
Santiago Martínez Vares

Al otro lado del teléfono Santiago Martínez-Vares nos atiende con su parsimonia habitual, que no tiene nada que ver con el sopor veraniego. Es con la misma tranquilidad con la que cada semana discute en la Sexta, en ‘Al Rojo Vivo’,  un territorio que a veces parece particularmente hostil. También podemos verlo a él o a  su socio de Rebellious WordsFernando Matres, en Canal Sur televisión cada mañana o los domingos por la noche en ‘Andalucía a dos voces’. A medio camino entre Madrid y Sevilla, este periodista y CEO de una empresa de comunicación es uno de los mejores informados de la tramoya política. 

“Yo creo que quien diga que se esperaba la profundidad de esta remodelación, miente. Entiendo que esta remodelación llega a lo que ha sido el corazón más profundo del gobierno de Pedro Sánchez, la sala de máquinas hasta el momento”, apunta Martínez -Vares, que plasma en su exposición las figuras más relevantes del evento gubernamental: “El hombre más poderoso, la mano derecha del presidente, desaparece. Desaparece también la vicepresidenta primera y el secretario general del partido socialista. Por lo tanto Sánchez ha hecho una remodelación donde desparecen todos los pesos pesados de su anterior gobierno”. Un remodelación que en opinión del periodista puede afectar también al ámbito del propio grupo parlamentario. “Creo que cuando alguien hace una remodelación tan profunda, deja atrás un gobierno y habla de que necesita un nuevo impulso llevará también estos cambios al grupo socialista. Entiendo que la continuidad de Adriana Lastra no resistirá este cambio”.

El fuelle andaluz

Si algo ha puesto de acuerdo a las distintas voces que han evaluado este cambio de nombres ha sido la pérdida de presencia andaluza, señalada entre otros por el presidente andaluz, Juanma Moreno.

“Otra clave, mirando desde Andalucía, es que el peso andaluz en el Gobierno cae muchísimo. La vicepresidenta primera Carmen Calvo desaparece del Gobierno y la otra voz andaluza, la de la ministra de Hacienda Montero, desaparece como portavoz”, también comenta Santi, que coincide con la mayoría de los analistas, que otra de las claves de esta remodelación es el peso municipal de la misma, como nos reconocía el diputado socialista Antonio Hurtado en La Voz de Córdoba. ” Lo que también está muy claro es que Sánchez toma impulso mirando a las elecciones municipales e incorpora tres mujeres que son mujeres municipalistas y alcaldesas, una de Cataluña y otra de Puertollano. Se mira a la próxima cita que tiene, enmarca el que no va a haber ningún adelanto electoral que le lleve a decisiones antes del próximo escenario, que son las municipales”, añade Martínez- Vares.

El spin doctor se va

“Me resulta imposible entender a Sánchez sin Redondo. Es cierto que a quien he preguntado tiene buena relación con Redondo y comunicación estrecha con él y me dice que se va de todo. Mi pregunta era si ahora de cara a las municipales podría encontrar acomodo en Ferraz como director de campaña o de las presidenciales cuando toquen, pero parece ser que no, que se va de todo y que ha sido una decisión consensuada entre los dos”. Santi Martínez-Vares no duda en mostrar su sorpresa, que es algo generalizado en los compañeros y analistas, porque Redondo, desde luego, ha sido más Sánchez que el propio presidente del Gobierno. “Sánchez se prepara para un nuevo capítulo de su ‘Manual de resistencia’, esto ya escrito desde otra óptica y sin Iván Redondo, o por lo menos sin Redondo en la Moncloa. Es muy difícil de entender al presidente sin su spin doctor y mano derecha. Será un Sánchez nuevo”.

 

Pedro Sánchez Ivan Redondo
Pedro Sánchez e Iván Redondo. /Foto: RTVE

Maquiavelo sigue más vivo que nunca

La remodelación emprendida por Pedro Sánchez solo afecta a la parte socialista del Ejecutivo. De hecho se esperaba que rodara la cabeza del sobrevenido vegano Alberto Garzón, ministro de Consumo, pero no ha sido así. Martínez -Vares mantiene una teoría: “Creo que Sánchez tiene en la cabeza ir dejando caer a la parte morada del Gobierno. Aprovecha también una clave interna que él maneja y es que dentro de Podemos hay sectores muy fuertes vinculados con el vicepresidente, como Juanma del Olmo, que no ven con buenos ojos la figura de la nueva líder Yolanda Díaz. Parece que hay bastante interés desde algunos sectores de Podemos de que el liderazgo de Díaz sea corto y pequeño. Lo curioso es que la figura de Yolanda Díaz le suma a la marca de Podemos, pero los odios en las familias políticas ya sabemos cómo son y sectores próximos a la figura del saliente Iglesias no quieren que prospere esta ministra procedente del PCE”. 

Lo que sí parece claro es que Pedro Sánchez afianza su control sobre el partido, se quita de en medio a los ministros que han estado en el centro de todas las recientes broncas internas y procura un lavado de imagen frente a las últimas encuestas que le restan votos y liderazgo frente a Pablo Casado. No es por el Gobierno ni la recuperación, sino por él. 

Faltaría más.