SATSE denuncia que 12.000 personas “dejarán de ser atendidas” en consultas externas del Reina Sofía


"La atención en Consultas Externas no escapa al incremento de cierres provocado por los recortes sociales en la Sanidad cordobesa"

satse
Edificio de consultas externas del Hospital Reina Sofía. /Foto: Jesús Caparrós
satse
Edificio de consultas externas del Hospital Reina Sofía. /Foto: Jesús Caparrós

El Sindicato  de Enfermería SATSE, mayoritario en la Sanidad Cordobesa, ha denunciado que más de 12.000 atenciones a pacientes  en las Consultas Externas del Hospital Reina Sofía, dejarán de realizarse durante el verano.

Según un estudio realizado por el Sindicato, “durante el periodo estival, en el Hospital Reina Sofía se dejarán de realizar la atención en Consultas Externas a más de 12.000 personas, que tienen problemas de salud”.

“Esta falta de atención en las Consultas Externas de dicho Hospital, se produce como consecuencia del cierre total o parcial de las Consultas Externas pertenecientes a las distintas especialidades  Hospitalarias durante los meses de verano para ahorrar dinero, a costa de incrementar las listas de espera y demorar la solución de los problemas de salud de los ciudadanos y que se prolongará varios meses más”, según SATSE.

A juicio de SATSE “no es aceptable que durante varios meses se cierren consultas en el Hospital Reina Sofía, mientras miles de personas esperan ser atendidas para resolver lo antes posible su problema de salud, lo cual incrementará las mismas para la atención en Consultas Externas, tanto  en primera como en segunda visita y por tanto enlentecerá la atención sanitaria a personas con problemas de salud  añadiendo  precariedad asistencial en la atención sanitaria y generando de manera adicional graves demoras   provocadas por el cierre total o parcial de consultas externas durante los 18 meses que llevamos de crisis sanitaria provocada por la Covid-19″.

SATSE recuerda a la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía que “los centros sanitarios no pueden ser tratados como una cadena de montaje de una empresa privada cualquiera, que permita el cierre total o parcial de las instalaciones  buscando el ahorro económico, y cuya única repercusión sería  el mayor o menor volumen productivo para el empresario; sino que por el contrario, los servicios sanitarios están para resolver problemas de salud, con agilidad y eficacia, disponiendo para ello todos los recursos al servicio del ciudadano los 365 días del año, sin distinción de épocas del año, pues nadie puede elegir enfermar o no, y mucho menos la fecha del año en que padecer una enfermedad, y cuando esto ocurre no se pueden distraer recursos, que disminuyen la calidad asistencial e incrementan el tiempo para resolver el problema de salud de cada ciudadano, dada las consecuencias que el mismos tiene en su calidad de vida y entorno familiar”.

Finaliza SATSE exigiendo a la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía que “se preserve a los ciudadanos y pacientes los recortes sanitarios que perjudican directamente a su salud, deteriorándose seriamente al mismo tiempo, la imagen de nuestros Centros Sanitarios, la Atención Sanitaria y poniendo en riesgo la seguridad de los pacientes y ciudadanos en general, por  priorizar el euro sobre la atención sanitaria y cuidados de calidad a los ciudadanos provocando un entorno de mercantilismo y precariedad en los centros sanitarios”.