El PP lleva al Pleno pedir al Gobierno que reduzca el IVA de las peluquerías al 10%


En la moción se afirma que "los profesionales del sector están al limite de su aguante económico, y así lo han manifestado en todas las ciudades españolas"

peluquerías
Alberto Barbero, en su peluquería. / Foto: LVC
peluquerías
Alberto Barbero, en su peluquería. / Foto: LVC

Pelarse no es un lujo. Bajo este argumento, el grupo municipal del PP va a presentar una moción en el Pleno del Ayuntamiento del próximo jueves en la que se pide al Gobierno central la aplicación de un IVA reducido del 10 por ciento en los servicios prestados por las peluquerías, barberías y salones de belleza, lo que “supondría su supervivencia”, como ha explicado el portavoz popular, Miguel Ángel Torrico.

En la moción se explica que en la ciudad de Córdoba y su provincia son unos 1.500 salones de peluquerías los que se encuentran en grave riesgo de supervivencia ante las consecuencias provocadas por la pandemia del coronavirus.

Las restricciones impuestas por los distintos estados de alarma han provocado una caída de su facturación que, unido al incremento de gastos que han tenido que asumir para adaptar sus locales y la forma de desarrollar su trabajo, han provocado el cierre de un gran numero de peluquerías y centros de estética.

50.000 empleos perdidos en las peluquerías

El PP destaca en su moción que en este sector ya se han perdido unos 50.000 empleos en las peluquerías, en su mayoría de mujeres autónomas y jóvenes, cuando España lidera en Europa tanto el paro femenino como el juvenil.

Según estudios del propio sector, la inyección neta de liquidez en las micro pymes de la imagen personal que supondría la bajada del IVA al 10%, podría salvar al 50% de las empresas y el 50% del empleo que hoy esta en riesgo de desaparición. Esta medida no solo daría aire al sector de las peluquerías, sino que ademas tendría un impacto positivo sobre las arcas publicas, ya que una empresa que cierra no paga ningún impuesto.

Por último, se afirma en la moción que “los profesionales del sector están al limite de su aguante económico, y así lo han manifestado en todas las ciudades españolas, por eso es momento de que el Gobierno rectifique y reconsidere su posición”, reduciendo al 10 por ciento el IVA de las peluquerías y los salones de belleza.