Merino propone un nuevo aeropuerto en Córdoba para mercancías


La propuesta de un aeródromo privado ya la hizo el PP en 1999 y en 2007 se conocieron dos iniciativas privadas

Aeropuerto./Foto: LVC
Aeropuerto. /Foto: LVC

En el transcurso de la jornada ‘La logística, una oportunidad para la colaboración público privada’, organizada por La Voz de Córdoba, el director gerente de la Agencia Pública Puertos de Andalucía (APPA), Rafael Merino propuso como elemento de reflexión que “Córdoba tiene que pensar hoy si ese aeropuerto de mercancías hay que construirlo, y no quiero decir que tenga que ser público, porque no es necesario que sea público”.

logística
Rafael Merino. /Foto: Jesús Caparrós

De este modo, el también exalcalde de Córdoba revivía unos debates que de forma cíclica han aparecido en la ciudad debido a las limitaciones que presenta el actual aeropuerto de la capital y que en la actualidad, pese a una inversión multimillonaria en las últimas décadas, aún no se encuentra a pleno rendimiento.

La propuesta de Merino parte de que “el actual aeropuerto no da el servicio que necesita la logística” y se pondría completar con algo tan simple como “una pista muy larga y una torre de control; no hace falta más, porque llega la mercancía y la mercancía sale”.

Un aeropuerto para el futuro

Merino, como máximo responsable de la Agencia Pública Puertos de Andalucía conoce las entrañas del sector de la logística así como las líneas de futuro por las que se desarrollará. Por este motivo, afirma que el nuevo aeropuerto “tenemos que ponerlo sobre la mesa si pensamos en la Córdoba de los próximos 30 años, porque me da la sensación de que Córdoba va a ser un referente a nivel europeo que va a provocar la llegada a la ciudad de empresas europeas de todo tipo y tenemos que tener los elementos preparados”.

No es la primera vez que el exalcalde de Córdoba realiza esta apuesta. En el programa electoral de las municipales de 1999 ya figuraba el establecimiento en Córdoba de un aeropuerto de mercancías, según el modelo del de Vitoria. Además, proponía una ubicación que era, precisamente, en la finca La Rinconada, donde ahora se va a establecer la Base Logística del Ejército de Tierra.

Dos propuestas privadas

fotonoticia 20200129150624 1920
Vista del Aeropuerto de Córdoba desde su torre de control en una imagen de archivo. /Foto: LVC

El debate vuelve a surgir en 2007. En aquel momento estaba en proceso la ampliación del actual aeropuerto gracias al convenio firmado años antes entre el Ayuntamiento y AENA. Existía una demanda social de una actualización de estas instalaciones, pero en aquel momento se pensaba más en la llegada de compañías aéreas para alimentar la industria del turismo que en la logística.

De forma paralela comenzaron a fraguarse dos iniciativas privadas que sí contemplaban el uso logístico para estos nuevos aeródromos. Una de ellas fue la de Innova Gestión Urbanística, que en las inmediaciones de la carretera de Granada preveía la construcción de este aeropuerto que tendría un centro logístico de apoyo.

La otra propuesta surgió de Jícar, que invitó a sumarse a Francisco Vera y a Prasa, y fue la que llegó más adelante. Su propuesta era la de contar con una pista de 3.000 metros de longitud, lo que permitiría los vuelos de mercancías, y para ello se buscaron los suelos propicios en toda la provincia. Antes de descartarse definitivamente el proyecto, las propuestas se centraban en las inmediaciones de Alcolea y en la zona comprendidas entre las autovía a Sevilla y a Málaga.

Este proyecto se definió con más detalle y, además del aeródromo, contemplaba también la instalación de industrias auxiliares, recintos hoteleros, así como la infraestructura necesaria para la gestión de las mercancías. 

El Ayuntamiento de aquel momento se negó a darle el más mínimo calor a estos proyectos. El presidente de la Gerencia de Urbanismo era Andrés Ocaña y defendió que su modelo no era otro que la ampliación del aeropuerto actual hasta hacer una pista de 2.050 metros, para lo que había que expropiar unos suelos, valorados en 63,4 millones de euros, y cuya liquidación aún mantiene enfrentados en el Juzgado al Ayuntamiento con AENA.