La oposición matiza el consenso sobre el uso de los remanentes


Vox se niega a que haya una partida sobre memoria histórica, algo que IU y Podemos califican de condición 'sine quae non' para votar a favor

remanentes plusvalías
Pedrajas, Pernichi, Fuentes, Ambrosio y Badanelli. /Foto: LVC

Al anuncio del gobierno municipal del acuerdo alcanzado sin fisuras con la oposición para decidir el destino de los 12,9 millones de euros de remanentes de 2020 le siguió la opinión del resto de grupos políticos, que no ven el resultado de la misma forma que lo hace el gobierno municipal.

remanentes
Pedrajas, Pernichi, Fuentes, Ambrosio y Badanelli. /Foto: LVC

Algunos partidos de la oposición critican la gestión del gobierno municipal que ha llevado a esta situación y otros, incluso, señalan que su voto no está aún decidido, ya que la delegación de Hacienda tiene que cumplir ciertos requisitos. Es el caso de IU y Podemos, que después de conocer que a petición de Vox se habían retirado 40.000 euros destinados a la denominada memoria histórica que ellos consideraban una condición ‘sine quae non’. “Se ha quedado fuera de la negociación con la promesa de que irá por decreto y si es así votaremos a favor”, según la concejal de IU Amparo Pernichi.

El plazo que tiene el delegado de Hacienda, Salvador Fuentes, para firmar este decreto es antes del Pleno que se quiere celebrar la semana que viene. Si no es así, “nos pensaremos cuál tiene que ser nuestro voto”, ha añadido la edil de IU.

Tampoco está contenta la portavoz del PSOE, Isabel Ambrosio, quien ha afirmado que “hablar de remanentes es hacerlo de incumplimientos anteriores y esperamos que no fallen en esta segunda oportunidad que le damos al gobierno municipal”, a la vez que ha añadido que de toda esta cantidad, 7,6 millones “tienen el sello del PSOE”.

Sin remanentes para la memoria histórica

La portavoz de Vox, Paula Badanelli, le trasladó al propio Fuentes que la reunión que mantuvieron el martes a última hora era “de cortesía”, ya que se había reunido antes con los demás grupos. Ha explicado que el único reparo de su grupo era la partida de 40.000 euros para la memoria histórica, que calificó de “surrealista”, ya que se fundamenta en “una ley que queremos derogar”, por lo que “Vox estará si no está esa partida” entre los remanentes.