Las causas del frenazo a la ‘desescalada’


La incidencia acumulada y el número de nuevos contagios han resultado claves

Elías Bendodo./Foto: Junta de Andalucía
Elías Bendodo./Foto: Junta de Andalucía
Elías Bendodo./Foto: Junta de Andalucía
Elías Bendodo./Foto: Junta de Andalucía

Cuando el 9 de mayo decaía el Estado de Alarma, Andalucía abría una nueva fase, en cuanto a las restricciones para contener la pandemia del coronavirus se refiere. La comunidad entraba en la primera fase de su particular ‘desescalada’, que había de prolongarse hasta primeros de mayo.

Se pasaba entonces de fuertes limitaciones (como la prohibición de la movilidad entre provincias) a un contexto de bastante apertura (casi la comunidad con menos restricciones). Y todo ello con la mirada puesta en que, durante el mes de junio se llegase a un contexto de práctica normalidad.

En esas, la semana pasada era la señalada para que el Comité de expertos se reuniese y diera el siguiente paso. No fue así y se pospuso la reunión a la actual, donde el organismo regional ha decidido dejar las cosas como están y la ‘desescalada’, por ende, sigue en el mismo estadio que hace casi un mes.

Las causas que han llevado a esa decisión se hallan en dos parámetros fundamentales: la incidencia acumulada (IA) y el número de nuevos contagios. En cuanto al primero de los casos, tras semanas de bajada de la IA (tomando siempre como referencia los últimos 14 días), primero se estancó y, los dos primeros días de esta semana ha subido. Un hecho que podría marcar un cambio de tendencia, en el que está por ver como se atenúa en hospitalizaciones gracias a las vacunas.

El nivel de nuevos contagios, por su parte, se ha estabilizado y, a lo largo de cada semana, se observa una progresión que camina entre los 1.000 y 1.500. un hecho que, si por un lado propicia que la IA no se dispare, tampoco permite que baje. 

Entre tanto los ingresos hospitalarios han bajado de los 1.000, pero el lunes y el martes repuntaron por encima de los 800. Un dato que puede quedar en un mero diente de sierra o en un cambio de tendencia. Pero lo que de momento parece claro es que la vacunación ha frenado claramente la cifra de fallecimientos, un dato capital para seguir adelante con la ‘desescalada’ en fechas próximas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here