Los sindicatos de bomberos rechazan hacer guardias y refuerzos


Señalan que, ante la falta de personal, "los cabos hacen las mismas funciones que un sargento, sin percibir compensación alguna"

bomberos
Vehículos en el parque de bomberos. /Foto: JC

Los sindicatos SAB y CTA del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS), a instancias de las demandas de la mayoría de la plantilla de los bomberos, ha decidido “no acudir a realizar guardias ni reforzar, mediante horas extraordinarias cuando haga falta personal, tampoco participaremos en ningún evento programado con productividad”.

bomberos
Vehículos en el parque de bomberos. /Foto: JC

En un comunicado conjunto señala que “el motivo principal es el retraso y las continuas promesas incumplidas en el abono de lo que se adeuda”. En concreto, en mayo del 2021 no sea han pagado aún las horas extras de 2019. Otro motivo es “también el nulo compromiso en establecer un sistema por el que se pueda percibir estos conceptos a mes vencido, o a lo sumo dos meses”.  

Ambos sindicatos de bomberos recuerdan también que “la falta de efectivos no es nueva, llevan acarreando desde hace años esta carencia en la que los cabos hacen las mismas funciones que un sargento, sin percibir compensación alguna, y tanto cabos cómo sargentos no pueden disponer de asuntos propios y hacen juegos malabares para poder coger vacaciones, y tienen un número de horas acumuladas aberrante”. 

A la plantilla se han incorporado recientemente nuevos efectivos, pero señalan que este número “no cubre las necesidades de todo el servicio, además, con el inconveniente de que han entrado en categoría C1, siendo toda la plantilla en categoría C2, por lo que todo el personal de servicio, haciendo el mismo trabajo, está percibiendo menos ingresos que los de nuevo ingreso”.

En el comunicado señalan que “la falta de previsión, el desastre de la administración hace que los trabajadores sufran las consecuencias, falta de personal y realizando trabajos de superior categoría”.

La “buena voluntad” de los bomberos

Además, ponen de manifiesto que “la buena voluntad, el compromiso, la vocación y el amor por nuestra profesión, no debe suplir de ningún modo, el correcto funcionamiento de un servicio que cumpla todas las garantías de protección para la ciudadanía y para el trabajador”.

Valoran ambos sindicatos en el comunicado que esta situación les hace ser “nuestros propios enemigos hasta que ocurra una desgracia, porque en infinidad de intervenciones acudimos sin mando, tomando decisiones y responsabilidades, y no es de recibo que se incumplan los procedimientos de actuación que tienen los servicios de extinción y salvamento, dónde en cualquier tren de salida que se digne, por pequeño que sea el servicio, debe contar con un mando que gestione, coordine y supervise el trabajo a realizar”.

La situación que denuncian los bomberos no es nueva, y reconocen “que hemos tenido demasiado aguante, demasiados años padeciendo el enfermo, pero tenemos que tomar una decisión unilateral para garantizar a nuestros vecinos el mejor servicio de Bomberos que Córdoba merece, y actuaremos en consecuencia hasta que sea así”.