La Fundación Agrópolis pasa hoy a mejor vida


Su objetivo era convertir a Córdoba "en un centro de referencia en la creación de conocimiento, innovación y en la atracción de inversiones"

agrópolis
Acto de constitución de Agrópolis en septiembre de 2012. /Foto: LVC

La Fundación Agrópolis fue uno de los proyectos estrella que desarrolló el exalcalde José Antonio Nieto con la finalidad de aunar esfuerzos en favor del sector agroalimentario. Fue creada en 2012 y la inactividad a que la sometió el anterior gobierno municipal ha sido letal. El actual alcalde, José María Bellido, anunció que la reflotaría bajo diversas fórmulas, pero no ha sido posible. El Pleno aprueba hoy su extinción y disolución.

agrópolis
Acto de constitución de Agrópolis en septiembre de 2012. /Foto: LVC

Como aún se explica en la web del Ayuntamiento, la misión de la Fundación Agrópolis era lograr “que Córdoba se convierta en un centro de referencia en la creación de conocimiento, innovación y en la atracción de inversión en el complejo agroalimentario, todo ello sin crear estructuras nuevas y aprovechando al máximo las existentes: universidades, centros de investigación, parques tecnológicos, entidades financieras y empresas relevantes en el sector”.

El funcionamiento de la Fundación Agrópolis contó con un patronato al más alto nivel, que aportó los 200.000 euros iniciales, con representación del Ministerio de Agricultura, Consejería de Agricultura, Ayuntamiento de Córdoba, Diputación Provincial y las dos universidades cordobesas. También estaban las fundaciones de la Caja Rural del Sur y Cajasur, así como Covap, Hojiblanca, El Tejar, Eurosemillas o Deóleo. Además, también se contaba con la participación de Mercacórdoba, Faeca, Surgenia y Fepamic.

Agrópolis y el Clúster Halal

La firma de los estatutos se verificó en septiembre de 2012 y a partir de ese momento la Fundación Agrópolis se dedicó a estrechar lazos, a buscar recursos y a organizar actividades de lo más diverso para el sector. Su proyecto estrella fue la puesta en marcha del denominado Clúster Halal, para centralizar en Córdoba la homologación de productos alimenticios para la comunidad musulmana mundial.

En el mandato de Isabel Ambrosio se vació de competencias la Fundación Agrópolis y su funcionamiento fue prácticamente nulo. Pese a contar con una partida presupuestaria, se cesó al gerente y la actividad languideció a velocidad de vértigo.

José María Bellido anunció su revitalización para sacar a la Fundación Agrópolis de la postración en que se encontraba. Para ello propuso que elaborara un plan estratégico para dotarla de contenido, pero se optó por una comisión para el desarrollo estratégico de la ciudad por ser un órgano más operativo. Hoy se pone fin a su existencia.