Juan Francisco Prieto: “Estamos cruzando los dedos para que no tengamos un verano 2021 parecido al de 2020”


El responsable del Long Rock señala que “todo eso es importante a la hora de decidir si abrir o no, porque siendo francos, con dos horas de venta no se puede mantener un local abierto”

Prieto
Long Rock Córdoba / Foto: Long Rock
juan francisco prieto cepi de long rock
Juan Francisco Prieto, de Long Rock

Desde la madrugada del pasado domingo, los locales de ocio nocturno en Andalucía pueden abrir hasta las 2 de la mañana. Esa ha sido una de las medidas acordadas por la Junta y en La Voz de Córdoba hemos querido pulsar la opinión de un sector que lleva más de un año sufriendo, de la forma más cruda, las consecuencias de la pandemia, muy por encima de la hostelería, que ya es decir.

Para ello hablamos con el propietario del Long Rock, un conocido establecimiento de la capital cordobesa donde, hasta la llegada del virus, uno podía acabar sus noches escuchando buena música y, en definitiva, pasarlo bien sin más.

Juan Francisco Prieto nos relata la situación sin ambages ni medias tintas y se lamenta de que el fin del Estado de Alarma queda en la conciencia como si “ya no hay pandemia, ya no pasa nada y esto es Jauja”. Y reconoce que, “en los sitios cerrados está contrastado que es donde más riesgo hay y donde más responsables hay que ser”. 

“Nosotros todavía no sabemos si vamos a abrir. Estamos analizando la situación, los pros y los contras, ver qué ocurre con los ERTE y las ayudas que estamos pendientes de recibir y nuestros acuerdos con los propietarios de los locales”, confiesa Prieto. Quien subraya que “todo eso es importante a la hora de decidir si abrir o no, porque siendo francos, con dos horas de venta no se puede mantener un local abierto”. 

En ese sentido, el responsable del Long Rock reconoce que “estamos contemplativos, con cautela, mucha prudencia y cruzando los dedos para que no tengamos un verano 2021 parecido al verano 2020, que vengan los brotes, las olas… Hay que tener en cuenta que, cuando se dejó abrir el año pasado, había menos incidencia que la que hay ahora. Hay vacunas, pero la gente que está vacunada tiene un rango de edad bastante alto y los que tenemos 40, 30, veintitantos no estamos vacunados y podemos extender el virus”.

Finalmente, Prieto apunta que “lo que más echo en falta son las ayudas. No puedes dejar a unos negocios, más de un año, a la buena de Dios, sin recibir un solo euro de la administración”. Y recuerda que, “cada vez que han salido a ponerse medallas, sobre todo el presidente de la Junta de Andalucía, en la letra pequeña siempre nos han dejado fuera. También estamos expectantes con lo que va a ocurrir con las ayudas europeas”.