A los vecinos de la Judería les “molesta muchísimo” que se reabra el debate sobre la titularidad de la Mezquita Catedral


La presidenta de La Medina afirma que no luchan "por mantener la Mezquita Catedral como tal, sino que esos dineros que están entrando se vayan para otro sitio"

Mezquita-Catedral./Foto: LVC
Mezquita-Catedral. /Foto: LVC

Para los vecinos de la Judería está claro que la titularidad de la Mezquita Catedral corresponde a la Iglesia católica, como así lo han reafirmado varios tribunales y el Gobierno de España recientemente. Por este motivo rechazan que la plataforma Mezquita Catedral agite de nuevo el asunto desde el Consejo de Distrito Centro, como publicó ayer La Voz de Córdoba. “Me molesta muchísimo que este debate se vuelva a abrir cuando las cosas están claras”, ha afirmado la presidenta de la asociación de vecinos La Medina, Lourdes Martínez, que es el colectivo en cuya área de influencia se encuentra el templo.

Mezquita-Catedral./Foto: LVC
Mezquita-Catedral. /Foto: LVC

Esta plataforma pretende que sea el Consejo de Distrito Centro el que solicite al Gobierno de España y al Congreso de los Diputados que invaliden la inmatriculación realizada en 2006 de la Mezquita Catedral, una vía complicada y de alto desgaste después de que el Ejecutivo de PSOE y Podemos reconociera por escrito que dicho trámite se realizó a la “luz de la legalidad”. 

Lourdes Martínez defiende la gestión que el Cabildo Catedral realiza del templo, porque “está creando muchos puestos de trabajo y en ningún momento han dejado de restaurar su casa. ¿Qué quieren?” La presidenta de la asociación de vecinos de La Medina expone el riesgo de la gestión pública monumentos y recuerda los casos de los conventos de Regina o de Santa Clara, que fueron desamortizados, y actualmente se encuentran en ruinas.

El dinero que entra en la Mezquita Catedral

Martínez añade que la respuesta a sus interrogantes está en algo más material, como es el dinero. “Pienso que no estamos luchando por mantener la Mezquita Catedral como tal, sino que esos dineros que están entrando se vayan para otro sitio.  No me parece justo”. 

De este modo, este colectivo de vecinos muestra su rechazo a la reapertura de este debate después de que desde el Gobierno central se reconociera sin ambages que “no puede afirmarse que los bienes inscritos a favor de la Iglesia carecieran de título material de adquisición”.