Y hubo que desalojar Capuchinos


Malestar por el numeroso público que ayer, Miércoles Santo, se congregó en la plaza de Capuchinos para escuchar a la banda de Nuestra Señora de la Salud

Aguilar

Se insiste diariamente desde las administraciones públicas en el escrupuloso cumplimiento de las medidas higiénico-sanitarias. Ayer durante la tarde noche muchos olvidaron hacerlo. La hermandad de La Paz había agendado una actuación musical de la banda de Nuestra Señora de la Salud en el cocherón ubicado en la plaza de Capuchinos, de lo cual se tenía conocimiento en el Ayuntamiento y según el delegado de Seguridad, Miguel Ángel Torrico, con su preceptiva pareja de la policía local, como viene siendo habitual en todos los actos que las hermandades está desarrollando, principalmente en los templos de los titulares.

Compaginar pandemia y devoción no está resultando fácil, pero de momento prevalece el sentido cívico y responsable. “Desde el Viernes de Dolores ha sido hasta ahora la única incidencia reseñable en toda la Semana Santa”, dice Torrico. Lo que es cierto es que ha sido muy reseñado sobre todo en las redes sociales que en seguida se llenaron de fotografías de la aglomeración de público y de los inevitables juicios y opiniones sobre el asunto. 

 

El delegado de seguridad del Ayuntamiento ha declarado a la Voz de Córdoba que “en media hora la plaza estaba desalojada”. “Comenzaron en torno a las nueve menos veinte y a las nueve y diez ya se había desalojado Capuchinos. De hecho la banda dejó de tocar antes cuando la policía local avisó de las circunstancias a los responsables de la hermandad”, ha explicado Torrico. 

miguel angel torrico
Miguel Ángel Torrico (PP)

Sobre el tiempo de actuación hay disparidad de criterios: en las redes sociales hay quien pone el acento en la luz del cielo a esa hora del anochecer para sostener que fue más de la media hora que el delegado municipal de seguridad manifiesta como duración de la concentración. La polémica está servida, no obstante. Las diversas fotografías publicadas en las redes y desde diversos ángulos atestiguan que, en efecto, hubo demasiado público, más del permitido en las circunstancias sanitarias actuales que por otra parte no repercuten en las medidas de seguridad previstas por el Ayuntamiento. “Tenemos el mismo dispositivo que en una Semana Santa con salidas procesionales”, ha dicho Torrico, que ha destacado que todos los templos y hermandades están cumpliendo con los protocolos sanitarios. 

“Insistiremos a las hermandades que cualquier acontecimiento que se salga fuera de lo común lo comuniquen para poder prestar un mayor control, o que lo eviten, e intentaremos de nuevo reforzar la presencia de policía para responder más rapidamente a este tipo de incidencias”, ha añadido el delegado de Seguridad. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here