La pandemia no logra cambiar los hábitos en el reparto de labores domésticas


Isabel Albás se muestra partidaria de actuar con "políticas que mejoren los datos que no son positivos a través de la educación"

albás pandemia
Isabel Albás. /Foto: LVC
albás pandemia
Isabel Albás. /Foto: LVC

La Delegación de Igualdad del Ayuntamiento ha encargado una encuesta para conocer cómo afectaron los primeros días de pandemia, en el primer estado de alarma, en el reparto de las labores domésticas. Para ello se ha entrevistado a 389 personas que viven en pareja con menores a su cargo y el resultado es “malo o con muy pequeños cambios en el reparto de tareas del hogar”, como ha destacado la delegada de Igualdad, Isabel Albás.

A esta situación ha influido también el hecho del escaso número de cordobeses que han podido teletrabajar desde su domicilio en la pandemia, sólo el 21,95 por ciento de los encuestados. El estudio, que ha realizado el Ayuntamiento dentro de los actos con motivo del 8M, atribuye esta circunstancia a las peculiaridades del tejido económico y empresarial de la capital, por lo que no se puede determinar si ha originado cambios en el futuro en el reparto de responsabilidades.

El estudio realiza un extenso análisis por grupos de estrato sociodemográfico, donde se ve que el grupo donde los dos miembros de la pareja trabajan destacan como compartidas las tareas de limpiar la casa, la compra de la alimentación y cocinar para la cenar, y con respecto al grupo sociológico de personas sin estudios universitarios destacan las tareas de planchar la ropa, lavar la ropa y cocinar para el almuerzo como actividades cuya responsabilidad recae del lado de la mujer.

Por otro lado, con relación a otras actividades durante la pandemia como el ocio con los hijos, el cuidado general de los mismos en aspectos como la alimentación, la higiene, la salud, destacan como actividades compartidas entre el grupo donde ambos miembros de la pareja trabajan, y el arreglo de pequeñas reparaciones en el hogar como actividad cuya responsabilidad corresponde mayormente al hombre.

Los hombres siguen tirando la basura en la pandemia

A nivel de computo general se reconoce que la actividad de tirar la basura corresponde mayoritariamente al hombre y la compra de ropa para los hijos corresponde como una responsabilidad eminentemente de la mujer, así como las tareas escolares de los hijos como una actividad que se comparte mayormente sobre todo en el grupo de personas con estudios universitarios o equivalentes.

Finalmente, en el caso de haber aprovechado en el tiempo de confinamiento durante la pandemia para realizar limpieza en profundidad u ordenar espacios en el hogar, dicha responsabilidad a nivel general ha recaído predominantemente en la mujer, sobre todo en el grupo donde ambos miembros de la pareja trabajan.

A la vista de estos datos, Isabel Albás se ha mostrado partidaria de actuar con “políticas que mejoren los datos que no son positivos a través de la educación, porque no se trata de buscar un 50/50 sino de que todos seamos corresponsables”. 

La delegada de Igualdad ha informado de que tras este estudio realizado durante la pandemia se haga otro dentro de unos años para conocer el resultado de las políticas aplicadas y ha defendido que los estudios como éste “son fundamentales para tomar decisiones”.