Seis radares para reducir la velocidad en cuatro avenidas


Miguel Ángel Torrico informa de que en las zonas donde se ha implantado el 70% de los conductores cumplen con lo permitido

radares
Antonio Serrano, Miguel Ángel Torrico y José Carlos Gómez. /Foto: LVC
radares
Antonio Serrano, Miguel Ángel Torrico y José Carlos Gómez. /Foto: LVC

El Área de Movilidad ha instalado seis radares que tendrán el objetivo de disuadir a los conductores de sobrepasar la velocidad permitida en determinadas vías de la capital. Se han instalado dos en la avenida de Cádiz y otros dos en la avenida de Libia, así como uno en la avenida del Brillante y otro en la Arruzafilla. Estos radares se suman a los de las avenidas de Al-Nasir, Piconeros y los dos de Carlos III.

El delegado de Movilidad, Miguel Ángel Torrico, ha informado de que esta ampliación se debe a que “todos han sido un éxito desde el día que se instalaron, porque no sólo registran la velocidad sino la estadística acumulada, y hemos visto que incitan al cumplimiento de los límites, de tal modo que casi el 70 por ciento de los conductores lo cumplen”. Además, forman parte de las medidas que aplica el Ayuntamiento para “calmar” la velocidad de los vehículos.

La información que ofrecen los radares

Estos radares son una herramienta fundamental para el trabajo diario de la Policía Local, ya que les facilita el trabajo a la hora de instalar los controles de velocidad. “Desde el Ayuntamiento intentamos mejorar las condiciones de movilidad, para que cada vez sea más sostenible, más agradable, y hacerlo con el menor impacto posible en cuanto a las sanciones”.

Cada uno de estos radares, a parte de informar de la velocidad a la que va cada coche, acumula información sobre el número de vehículos que pasan, la hora a que lo hacen y la velocidad a la que van, con lo que se pueden hacer “todo tipo de estadísticas”, como ha indicado Torrico.