Coronavirus: El gesto del Colegio de Farmacéuticos


La institución ofrece a más de un centenar de compañeros como voluntarios para atender las necesidades sanitarias derivadas de la Covid-19

satse mesa colegio
Farmacia./Foto: Irene Lucena
satse mesa colegio
Farmacia./Foto: Irene Lucena

El Colegio de Farmacéuticos de Córdoba pone a disposición de las autoridades sanitarias una bolsa de voluntarios constituida por más de un centenar de profesionales de la farmacia cordobesa, “con el objetivo de que presten colaboración –de forma completamente altruista- en todas aquellas tareas relacionadas con la vacunación, prevención o diagnóstico de la Covid-19″.

Este ofrecimiento del Colegio de Farmacéuticos cordobés se engloba en “una acción emprendida por la Unión Profesional Sanitaria de Córdoba (UPSACO, que aglutina a los colegios profesionales de dentistas, enfermeros, veterinarios, médicos y farmacéuticos) y de la que ya se ha hecho partícipe a la delegada territorial de Salud y Familias en la provincia, María Jesús Botella“.

En la propuesta planteada por estas corporaciones se insistía en la posibilidad de “ser útiles a la hora de garantizar que el programa de vacunación cumpla con las expectativas previstas, facilitando personal suficiente para ello”, así como para llevar a cabo las labores que, desde la Delegación se consideren “oportunas en este momento de alarma sanitaria”, se apunta desde el Colegio de Farmacéuticos.

No es la primera acción de este tipo emprendida desde el Colegio de Farmacéuticos de Córdoba. Ya en el primer Estado de Alarma decretado frente a la pandemia hace un año, desde esta corporación se estableció una bolsa de voluntarios constituida igualmente por farmacéuticos para garantizar la actividad de todas las farmacias de la provincia ante eventuales bajas por contagio del virus SARS-CoV-2 o contacto estrecho con personas contagiadas. Esta medida fue especialmente diseñada para atender a aquellos núcleos de población rurales en los que sólo existe una oficina de farmacia, que en ocasiones incluso es el único espacio sanitario con actividad continua en su entorno.

Somos sanitarios y, ante la situación excepcional que estamos viviendo, queremos arrimar el hombro, sumar y ayudar a los compañeros del ámbito de la salud para ofrecer la mejor y más rápida respuesta a la población en esta difícil coyuntura. La prevención, tanto siguiendo las medidas higiénico-sanitarias ampliamente conocidas como mediante la inmunización a través de las vacunas, es la única vía existente para hacer frente al coronavirus. Si todos ponemos de nuestra parte, antes conseguiremos superar esta dramática situación”, concluye el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Córdoba, Rafael Casaño.