Arranca la plantación de 1.069 árboles en el Parque de Levante


José María Bellido destaca que esta actuación supone "cerrar una herida abierta en la ciudad desde hace décadas"

árboles
Plantación en el Parque de Levante. /Foto: LVC

Dentro de unos tres meses, la zona central del Parque de Levante contará con 1.069 árboles repartidos en sus 150.000 metros cuadrados. El objetivo es lograr una pradera multiespecífica en la que se van a plantar 400 almezos, 114 algarrobos, así como encinas y pinos piñoneros.

árboles
Plantación en el Parque de Levante. /Foto: LVC

En un primer momento se van a plantar los árboles de hoja caduca y cuando se haga lo mismo con los de hoja perenne el Parque de Levante cambiará por completo su imagen. Esta actuación, que desarrolla la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU), tiene un presupuesto de 900.000 euros.

De este modo, el Parque de Levante adquirirá su verdadera razón de ser, a la que sólo le faltará la intervención en la zona norte, pendiente de la retirada de la línea de alta tensión, y la zona sur, donde queda dialogar con los vecinos los equipamientos que albergará.

Un aljibe para regar los árboles 

El riego de los árboles de este parque se hará gracias a un aljibe de 1,5 millones de metros cúbicos en el que se almacenan las aguas superficiales, que también servirán para la pradera naturalizada “que se mantendrá verde en verano, aunque no será una pradera inglesa porque estamos en Córdoba”, como ha explicado el técnico encargado de la plantación de árboles.

El alcalde, José María Bellido, que ha asistido a la plantación del primero de los árboles, ha señalado que las obras del Parque de Levante va a un ritmo “mejor del que se esperaba”, por lo que a comienzos del verano se podrán dar los trabajos por concluidos.

Bellido ha destacado la importancia para Córdoba del anillo verde que impulsa el gobierno municipal en la actualidad con varias actuaciones a la vez. “La ciudad ha crecido y nos encontrábamos con zonas verdes que se habían quedado atrás, y eso no puede ser, porque el crecimiento tiene que ser acompasado”, por lo que la creación de estos nuevos parques supone “cerrar una herida abierta en la ciudad desde hace décadas”.