Indigencia y suciedad a la hora del cuentacuentos


Personas sin hogar se refugian desde hace tiempo en la entrada e inmediaciones de la Biblioteca Central dejando distintos enseres y restos a lo largo del día

03573749 552e 4cfe 9d40 8597fa1187b3 1

Es la hora de una de las distintas actividades que se siguen celebrando en la Biblioteca Central y los niños que acuden al cuentacuentos se encuentran una improvisada cama y diferentes restos de algunas de la personas que se refugian justo a la entrada del edificio. 

“Tengo miedo de salir”, nos comenta una trabajadora de la biblioteca, cuando ya ha caído la noche y está próximo el final de la jornada laboral. “A veces  algunos montan aquí un espectáculo, bebiendo alcohol”, añade la trabajadora que nos avisa “que esta no es una situación nueva. Llevamos mucho tiempo así, este es el cobijo también para muchas criaturas que no tienen donde ir”.

Contrasta ese dato con la sorpresa que el responsable de Sadeco, David Dorado, nos confiesa cuando este periódico se pone en contacto con él para recabar más información al respecto, en principio por el abandono de enseres que están en la entrada del edificio. Dorado ha dado orden inmediata de su recogida y arreglo de una de las baldosas que están rotas y que también se pueden apreciar en la fotografía. En cualquier caso el asunto corresponde también a Policía Local y Servicios Sociales, nos aclara Dorado. 

Algunos padres que han acudido esta tarde con sus hijos no daban crédito a que en una instalación municipal ocurran situaciones como ésta, más allá de lo que puedan presenciar sus pequeños. “En la plaza frente al edificio suelen reunirse algunos inmigrantes jóvenes que pasan el día allí”, nos comenta un vecino que añade que “se vive desde hace tiempo con una sensación de inseguridad en el barrio debido a algunos altercados que han padecido con ciertos individuos” que acuden a las inmediaciones de la Biblioteca, los jardines de Madre Coraje y el centro que los Trinitarios tienen en la calle Sagunto para personas sin hogar ni recursos.